Venezuela reconoce desempeño de su equipo en la Copa América

Venezuela reconoce desempeño de su equipo en la Copa América Caracas, 21 jul.- A diferencia de la reacción usual luego de una derrota futbolística, Venezuela reconoce y destaca hoy el desempeño de su selección nacional en la Copa América de Argentina, donde en semifinales perdió ante Paraguay por penales. El respeto y el agradecimiento a la vinotinto por su actuación histórica -nunca había terminado entre los cuatro grandes de la región- llega desde todos los sectores de la sociedad.

Políticos, medios de prensa y aficionados al más universal de los deportes no cesan en elogios para un equipo que sigue invicto en el torneo más antiguo a nivel de selecciones, pese a enfrentar a rivales de talla mundial como Brasil (pentacampeón), Paraguay, Chile y Ecuador.

Solo la lotería de los penales en la fría noche de Mendoza pudo frenar las aspiraciones de un país que abarrotó plazas públicas con pantallas gigantes, hizo caravanas, bailó y lució el ahora respetado atuendo vinotinto, convirtiendo cada presentación en una auténtica fiesta de pueblo.

"Fuimos mejores", "La vinotinto cumplió, pero no tuvo suerte" y "Venezuela con la frente en alto" son algunas de las frases y titulares de periódicos, canales de televisión y emisoras radiales.

Por su parte, el presidente Hugo Chávez dedicó bien temprano en la mañana varios mensajes en la red social Twitter a un equipo que dominó en la cancha; con un gol anulado, tres pelotas en los postes y clara ventaja física como atributos de su superioridad futbolística.

Desde La Habana, donde cumple la segunda etapa de su recuperación médica, el estadista saludo al director técnico, César Farías, al capitán, Juan Arango, y al resto de la selección que el sábado buscará un histórico bronce frente a la no menos sorprendente Perú.

"Y a nuestros muchachos: !Vaya que Grandes! Vaya que Honor tenerlos! Son Uds.parte de lo que A.Mijares llamaba "Lo Afirmativo Venezolano"!!, escribió Chávez, quien lamentó el gol anulado por el árbitro mexicano Francisco Chacón.

Aunque resta el resultado por el tercer puesto, una conclusión parece evidente, los venezolanos exigen respeto por su fútbol, calificado durante décadas de cenicienta en una zona donde las personas viven y sufren este deporte como un tema de honor y dignidad nacional.

Para la mayoría aquí, la actuación de Vega, Cíchero, Vizcarrondo, Rincón, Arango, Miku, Rondón y compañía cambia la historia de un país acostumbrado a lucir camisetas de clubes y selecciones foráneas, así como a adorar a estelares de otros parajes.

"Ahora todos somos vinotinto" recorre la nación de punta a cabo y en el rostro de su gente puede verse que viene de bien adentro.

Venezuela piensa en Perú, pero sus futbolistas la ilusionan desde ya con otra hazaña, alcanzar por primera vez la clasificación para una Copa del Mundo, en las eliminatorias suramericanas previstas a partir de octubre.  (PL)