Punto de partida y meta

Punto de partida y metaSanta Cruz del Sur, 26 jul.- La fecha del 26 de Julio, Día de la Rebeldía Nacional, es más que un motivo de recordación de los héroes caídos en aquellos hechos, es un punto de referencia para trabajar y llevar adelante este proyecto social por el que ofrendaron su vida los jóvenes de la Generación del Centenario.  

Cada año, como en todo el país, los santacruceños se insertan en el proceso emulativo que tiene como propósito obtener la sede de tal conmemoración. Y desde el paso de los meteoros por el territorio, el quehacer cotidiano se ha convertido en una prueba, al igual que para aquellos adalides de la libertad: mostrar que no hay dificultades mayores, ni sufrimientos que no puedan superarse cuando con la  voluntad de todos se hace camino, y se construye el futuro.

Aquella mañana de la Santa Ana sería, décadas después, el punto de mira, la brújula ideal para las generaciones que heredaron los valores más auténticos del pensamiento cubano, de los próceres de la independencia, de la nacionalidad cubana, donde el llamado de la Patria lanzaría a sus hijos al combate, no ya con las armas en la mano pues hoy las armas son otras: el lápiz, el casco de constructor, la bata del médico, los conocimientos informáticos, o simplemente la escoba del trabajador de los servicios comunales.    

El aniversario cincuenta y seis del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo y Santiago de Cuba, respectivamente, sirvió a los santacruceños para no rendirse, para no claudicar, para mantener las banderas en alto, y con sencillez, dignidad, y firmeza revolucionaria, llevar adelante las tareas de la recuperación, sin más propósitos que hacer resurgir, de los despojos que dejaron Ike y Paloma, como ave fénix, un nuevo Santa Cruz del Sur.

El Día de la Rebeldía Nacional, seguirá siendo para los santacruceños y los cubanos en general, la meta estimada donde concluir esfuerzos y esperanzas que se trasluzcan en proyectos realizados, en objetivos cumplidos, en retos desafiados, siempre con el propósito del beneficio popular, honrando la memoria de los que cayeron en la asonada de 1953, escribiendo una de las páginas más gloriosas y trágicas de la gesta por la liberación nacional.(Por: Hugo Betancourt Mayoral / Radio Santa Cruz)

Movimiento 26 de Julio en Santa Cruz del Sur