La inclaudicable fe en la victoria

La inclaudicable fe en la victoriaDurante la jornada dominical del primer día de agosto, los miembros de  la Asamblea Nacional, debatieron importantes temas relacionados con el reordenamiento de la infraestructura administrativa con la creación de dos nuevas provincias, la denuncia del cruel castigo a Gerardo Hernández, uno de los Cinco Héroes, el nuevo Código de Seguridad Vial, la liquidación del presupuesto de 2009, y un grupo de medidas relacionadas con la economía del país, entre otros aspectos importantes para el avance de la nación.

El Quinto Período de Sesiones de la Séptima Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular fue clausurado por el Presidente cubano, Raúl Castro, quien al referirse al punto sobre las modificaciones en la División Político Administrativa expresó: “…. su propósito principal es elevar la atención a la población mediante una organización más funcional y racional de la administración y del Gobierno. Con ello además estamos dando cumplimiento a los acuerdos adoptados por sucesivos congresos del Partido acerca de la necesidad de, transcurrido un tiempo prudencial, someter la División Político Administrativa a análisis para ajustarla a las condiciones existentes.

Raúl abordó entre los temas cruciales el reordenamiento económico, donde se acordaron un grupo de medidas  donde paulatinamente se procederá a la reducción de las plantillas sobreelevadas en algunas entidades estatales.

Al referirse a ese sensible tópico afirmó: “El éxito de este proceso dependerá en buena medida del aseguramiento político que debemos acometer, bajo la dirección del Partido y con la activa participación de la Central de Trabajadores de Cuba y las organizaciones sindicales. Es preciso conformar un clima de transparencia y diálogo donde prime la información oportuna y diáfana a los trabajadores, en el cual las decisiones sean colegiadas adecuadamente y se creen las condiciones organizativas requeridas”.

Y sobre los acuerdos tomados el General de Ejercito puntualizó : “ Al adoptar estos acuerdos, partimos de que nadie quedará abandonado a su suerte, el Estado Socialista brindará el apoyo necesario para una vida digna, mediante el sistema de asistencia social a aquellos que realmente no estén en capacidad de trabajar y sean el único sustento de sus familias”.

El presidente cubano abordo también el tema de la crisis internacional, el incremento de las visitas turísticas al país, hoy renglón importante en la economía, el consumo energético, y el injusto trato a que está sometido hoy Gerardo Hernández, uno de los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio.

Al final de su  discurso, Raúl dijo: “A nosotros, los revolucionarios cubanos las dificultades no nos quitan el sueño, nuestro único camino es proseguir la lucha con optimismo y la inclaudicable fe en la victoria”. (Hugo Betancourt Mayoral / Radio Santa Cruz)