Proyecto cubano para controlar especies exóticas invasoras muestra logros

Pinar del Río, 6 dic.- La concepción de alrededor de 40 programas de manejo para 29 variedades vegetales y animales, sobresale como uno de los principales resultados del proyecto sobre especies exóticas invasoras en ecosistemas vulnerables de Cuba, que se encuentra en su último año de ejecución.

Según explicó en Pinar del Río la doctora en Ciencias Dalia Salabarría, coordinadora nacional de la iniciativa, en la Isla se trabaja en 60 lugares, que incluyen toda la zona costera y marina, ecosistemas productivos, montañosos, así como los dos humedales más grandes del país, y comprenden unas 16 mil 500 hectáreas en las cuales se labora.

Agregó que la capacitación a mil 118 especialistas y técnicos de la mayor de las Antillas también deviene logro del proyecto, además de la participación de más de 30 instituciones nacionales y territoriales.

Casi todos los ecosistemas del planeta reciben hoy las consecuencias negativas de la incidencia de ese tipo de especies, las cuales afectan la diversidad biológica autóctona y devienen amenaza para la integridad y funcionamiento del entorno.

Por su parte, destacó que en la región más occidental de la nación, el quehacer de los expertos se enfoca en especies vegetales como marabú, pomarrosa, charaguito y scaevola serícea, en tanto descuellan entre las animales el pez león, la claria y el búfalo.

Sobre el tema, apuntó que los esfuerzos se dirigen hacia la península de Guanahacabibes, cayería de San Felipe, áreas ganaderas de la Empresa Punta de Palma, Sierra del Rosario y la zona San Ubaldo- Sabanalamar, todas por su significativa biodiversidad.

En el caso de Guanahacabibes, se seleccionó para el estudio de los efectos del cambio climático a largo plazo, pues, junto a la Ciénaga de Zapata, constituye uno de los sitios más importantes del proyecto.

Se requiere un accionar sostenido en las áreas de intervención más allá del tiempo de persistencia de la iniciativa, tanto para las investigaciones, monitoreo y conocimiento sobre las especies exóticas invasoras, como para el perfeccionamiento de las prácticas en comunidades cercanas, precisó.

Se consideran especies exóticas invasoras aquellas no nativas del ecosistema en consideración, y cuya entrada ocasiona perjuicios ambientales, económicos o de salud a la biodiversidad oriunda, a los ecosistemas y al bienestar del hombre. (ACN) (Foto: archivo JR)