Continúa tensión postelectoral en parlamento nicaragüense

Continúa tensión postelectoral en parlamento nicaragüenseManagua, 27 nov .- Oficialismo y opositores mantienen hoy posiciones encontratadas en el parlamento nicaragüense, donde los segundos insisten en presentar una iniciativa de ley para anular los recientes comicios municipales que los sandinistas se niegan a debatir por considerarla ilegal.

Quiero dejar claramente establecido que la Asamblea Nacional no tiene facultades para pronunciarse en materia electoral, recalcó en días pasados el presidente de ese poder legislativo, Daniel Núñez, del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

El líder parlamentario advirtió que no convocará a la junta directiva parlamentaria mientras los legisladores del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) insistan en colocar el tema electoral en la agenda legislativa.

La iniciativa de los liberales también ha sido descalificada por expertos en asuntos constitucionales, como el magistrado de la Corte Suprema Electoral Rafael Solís, quien la calificó de “solemne disparate”.

Los diputados del PLC, sin embargo, desoyen todos los argumentos en contra, y buscan afanosamente los 47 votos que según ellos necesitan para anular las elecciones del 9 de noviembre pasado, en las que el FSLN ganó 105 de las 146 alcaldías en disputa.

Según el principal partido opositor de Nicaragua, que alega un supuesto fraude masivo por parte del Consejo Supremo Electoral para favorecer a los sandinistas, existen precedentes en que la Asamblea Nacional ha aprobado una “ley marco” ordinaria con rango constitucional.

Los liberales amenazan incluso con destituir a Núñez, e irse a sesionar a un hotel capitalino, en caso de que se les prohíba la entrada a la sede del poder legislativo.

También anunciaron que los alcaldes, vice alcaldes y concejales de su partido que resultaron electos en 37 municipios no asumirán sus cargos en enero próximo.

Las cuatro alcaldías restantes fueron ganadas por la minoritaria Alianza Liberal Constitucionalista, cuyos diputados se niegan a secundar el proyecto de ley de sus homólogos opositores.

Mientras tanto, el parlamento unicameral se encuentra paralizado, cuando aún faltan por aprobar el presupuesto general de 2009, y otras leyes que contemplan desembolsos y créditos por un total 93 millones de dólares, alertó el diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez.(Nestor Marin/PL)