Chávez, de Sabaneta a la eternidad

9 Por: Raúl Reyes Rodríguez Siguen los diáfanos cantos de los llanos venezolanos enamorando a Sabaneta, recordando en los estribillos al pequeño Hugo, que llevó como apellidos Chávez Frías. Ese que no demoró en llevar un morralito a cuestas, donde introducía un frasco caramelero, que contenía las apetitosas arañas de lechosa, un dulce casero que preparaba la abuela, y que

Read more