Mayda: el placer de investigar la historia

Para algunas personas un documento puede o no tener trascendencia, pero en el caso de Mayda Pérez García, nada le es ajeno en materia de historia, pues como investigadora sabe muy bien lo que significa contar con valiosos bienes patrimoniales de interés nacional.

Esta mujer, directora y fundadora del archivo de Ciego de Ávila Brigadier José Ambrosio Gómez Cardoso, ha dedicado gran parte de su vida profesional al rescate del acervo histórico, económico, social y político del territorio para que permanezca como propiedad de las futuras generaciones.
   
“El vínculo con particulares, universidades y otros organismos, me facilita encontrar y poner en la institución, para consulta pública, escritos de la tradición azucarera, de varias asociaciones religiosas y de figuras destacadas en otras esferas”.   
   
Master en Ciencias de la Educación y acreedora de las distinciones nacionales Joaquín Llaverías Martínez y Juan Tomás Roig, Mayda es de esas avileñas perseverantes en su labor, pero siempre en función de los demás.     
   
“Me satisface ver el archivo concurrido de personas de todas las edades en busca de conocimientos, por eso no perdemos tiempo para digitalizar toda la documentación local que poseemos, la cual abarca desde 1842 hasta el presente. Esto posibilita conservar los escritos de la manipulación continua, y al usuario, extraer lo que necesite”.
 
Su excelencia profesional se demuestra en el aporte a la cultura del país mediante la coautoría de numerosos textos, entre ellos: Índice histórico de Ciego de Ávila, El Brigadier, Del cacicazgo al siglo XIX, y Cuadernos de historia avileña, en cuatro tomos.
   
Gracias a su accionar, la enseñanza educacional en la provincia cuenta con varias multimedia como Yugo y Estrella, El Generalísimo en las tierras avileñas, y el libro digital Ciego de Ávila, 1893: una mirada.
   
Esta pedagoga es fundadora de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, de la Sociedad Cultural José Martí, del primer contingente del destacamento pedagógico Manuel Ascunce Domenech y del grupo de estudios Mayor General Máximo Gómez Báez.
   
“Actualmente estoy enfrascada en dos proyectos internacionales mediante Apoyo al Desarrollo de Archivos Iberoamericanos (ADAI), dirigidos al rescate de la memoria de la Isla”, precisa entusiasmada.
   
“Uno de esos programas es la indización de fondos de protocolos notariales, cuyo objetivo es tener registrados todos los notarios de la provincia con sus trabajos para propiciar la búsqueda más rápida cuando sea de interés consultarlos.
   
“El otro proyecto está relacionado con la descripción de las haciendas comuneras que componían Ciego de Ávila, desde 1764 hasta 1941”.  
    
A no dudarlo, los amantes del resguardo y divulgación del patrimonio histórico nacional son afortunados en contar con personas como Mayda, mujer que le place investigar.(AIN)