Guiteras, un grande de la farmacéutica y de la Patria

Guiteras, un grande de la farmacéutica y de la PatriaHoy, 22 de noviembre se celebra el Día del Farmacéutico, en homenaje al natalicio de quien fuera una de las figuras más prominentes de la lucha por las reivindicaciones sociales, y por la autonomía nacional, un farmacéutico graduado en la Universidad de La Habana, Antonio Guiteras Holmes.

Guiteras representa lo más puro y ético del pensamiento antiimperialista de su tiempo, durante el período del que formó parte de la secretaría gubernamental, dictó leyes entre las que se destacan la nacionalización de la empresa norteamericana de electricidad y la jornada laboral de 8 horas.

El Día del Farmacéutico es dedicado a rendir homenaje y reconocimiento a todos aquellos profesionales del ramo que en activo o retirados de esa hermosa labor, se empeñan por contribuir desde sus puestos de trabajo a la salud del pueblo.

Cuba cuenta con una rica historia en esta labor, con un gremio fundado hace ya 131 años, cuando en la remota fecha del 30 de abril de 1880 se crea el Colegio de Farmacéuticos de La Habana, simiente que se propagó hasta nuestros días, transitando por diversas etapas y asociaciones hasta crearse en 1974 La Sociedad Cubana de Ciencias Farmacéuticas, asociación que hoy está formada por casi 2 000 afiliados de todo el país, de las distintas esferas de las ciencias farmacéuticas.

Estos profesionales, herederos de más de un siglo de tradiciones en el quehacer farmacológico, han dejado su impronta no solo en la nación cubana. Su labor se extiende por todo el continente, en las reuniones gremiales, en los eventos científicos, y en los proyectos investigativos que han dado tantos frutos para las ciencias y la medicina.

Hoy, a 105 años del natalicio de Antonio Guiteras Holmes, también uno de los primeros Doctores en Farmacia de Cuba, celebrar este Día del Farmacéutico en su homenaje, es multiplicar su labor en aras de llevar al pueblo un servicio siempre necesario, es llevar adelante toda la tarea científica ineludible para avanzar por los caminos del desarrollo, y es contribuir a la salud no solo de la nación cubana, también de toda la humanidad. (Hugo Betancourt Mayoral/ Radio Santa Cruz)