Azúcar, de los vaivenes a la eficiencia

Azúcar, de los vaivenes a la eficienciaLos cubanos estamos entre los que más azúcar consumimos en el mundo, también en el grupo de los que menos cantidad producimos y, para colmo, la compramos desde hace varias décadas a precios irrisorios en el mercado interno nacional, gracias a la voluntad del Estado de garantizar el suministro de los alimentos básicos a la población.

De conjunto, llevamos a la boca más de 600 mil toneladas métricas al año, a razón de 50 kilogramos per cápita, según un experto en el tema como Osiris Quintero López, jefe del Centro de Dirección del Grupo Empresarial de la Agroindustria Azucarera (AZCUBA).

Incluso, hay quien estima que tal derroche alimentario puede influir en la elevada tasa de 14,8 por ciento de prevalencia de diabetes mellitus dos, existente en adultos, de acuerdo con  estudios en América Latina de la Organización Panamericana de la Salud.

Hasta hubo que recurrir a importaciones para tratar de aminorar el excesivo gusto por el dulce en todas sus manifestaciones, a pesar de la crisis generalizada que se abate sobre el orbe.

Decidido a modificar semejante panorama, AZCUBA, de reciente creación en sustitución del Ministerio del Azúcar (MINAZ), se enfrenta este año a su primera zafra, bajo la concepción de generar moneda libremente convertible con sus exportaciones, para financiar los gastos propios.

La nueva entidad aglutina a 13 empresas azucareras y 61 centrales que podrían entrar en acción, en tanto hay activos 56, de los que 46 molerán en la campaña que empieza en diciembre próximo.

Lo cierto es que desde 2009 se aprecia un  proceso de recuperación del sector, cuando los azucareros sobrepasaron en un siete por ciento el plan de producción, aunque es considerado un índice bajo por su sostenida caída.

En la actualidad la situación es alentadora, pues los preparativos marchan bien, a juicio de Quintero López, quien confirmó el sobrecumplimiento del programa de limpia manual y mecanizada, y una mayor aplicación de herbicidas y bioestimulantes.

Además, hubo un ligero incremento del riego, el clima se comportó de manera favorable, y planificaron una sola utilización del FITOMAS, un bionutriente derivado de la industria azucarera, al cual la caña respondió con más de un pase.

Tampoco habrá movilizados ni para la preparación ni para los cortes y los cuantiosos recursos que lleva la zafra los adquirieron con dos años de anticipación en mercados lejanos, por las nefastas consecuencias del bloqueo de EE.UU. contra la Isla.

Quintero López anunció el cumplimiento del plan de refino y lo calificó de notable si se tiene en cuenta las insuficiencias constantes para garantizar el producto destinado al consumo local.     

A su vez, las reparaciones industriales marchan de acuerdo con lo previsto, al igual que la mecanización, el parque automotor y el ferroviario, que pasó al Ministerio de Transporte al ser extinguido el MINAZ.

El Ejercicio Demostrativo de Zafra en las regiones occidental, central y oriental cobró auge en noviembre para que cada central muela con el tándem lleno un mes antes de empezar la zafra,  genere electricidad y pruebe la mayoría de sus equipos.

Las evidencias indican que los azucareros están más organizados, disciplinados y estimulados salarialmente  para sentar las bases del despegue definitivo de lo que antaño era considerado el principal producto exportable del país. (Por Lino Luben Pérez, AIN)