Alianza cubano-china para la producción de seda

La Habana, 20 ago.- Un curso técnico para incrementar y expandir la producción de seda en Cuba se desarrolla en la isla con la participación de expertos chinos en la materia, una nueva esfera en la cooperación bilateral que ambas partes esperan sea de beneficio mutuo.

Auspiciado por el Centro de Cooperación Económica Exterior (CCEE) adscrito al Ministerio de Agricultura de China, este seminario pretende ofrecer a varias instituciones de la Isla una guía para mejorar el desarrollo y la industrialización de seda en Cuba.

“Este no solo es un proyecto de capacitación, sino que contribuye a la cooperación entre China y Cuba. Esperamos que este curso pueda llegar a ser una plataforma donde podamos compartir informaciones, atraer inversiones empresariales y aumentar los intercambios”, dijo en la apertura, Li Bin, representante del CCEE.

Según Li, durante el curso se desarrollarán conferencias, visitas a sitios de producción y talleres para que los participantes puedan aprender nuevas técnicas en aras del desarrollo del sector de la sericultura en Cuba.

El Ministerio de Agricultura de Cuba implementa desde hace cinco años un incipiente programa de sericultura y busca con estos intercambios con profesionales chinos ampliar no solo su conocimiento del sector sino potenciar las inversiones futuras.

“Nuestros cursos abarcan todo el proceso, desde el cultivo de los gusanos de seda hasta la producción de seda, el tratamiento del capullo de seda, el tejido, incluso el uso médico de la fibrina de seda”, dijo Wei Kai, profesor de la Universidad de Soochow, en la ciudad oriental china de Suzhou.

Wei y tres expertos chinos en la materia impartirán a más de una veintena de funcionarios cubanos este taller hasta el próximo 3 de septiembre.

“China ha estado cooperando con Cuba desde hace cinco años y aquí hay un pequeño campo experimental de sericultura en funcionamiento. Nuestro curso tiene la intención de introducir toda la tecnología de la industria de la sericultura a investigadores y colegas cubanos”, precisó Wei.

Por su parte, Luo Zhanyong, presidente de la empresa Shenzhen Silda Silk Co., Ltd afirmó que este intercambio permitirá ampliar la cooperación en este sector entre China y Cuba.

“Esperamos llevar el sistema tecnológico e industrial de la producción de seda más allá de China. Queremos tener oportunidades de desarrollo en Cuba a través de esta industria, buscando más cooperación a través de intercambios con las instituciones cubanas”, dijo Luo.

Cuba asume la sericultura como una alternativa sostenible para el desarrollo de productos destinados a las industrias biomédica, biotecnológica, cosmética y textil de ahí que desarrolle sus bases científico-metodológicas a fin de garantizar su sostenibilidad.

La sericultura es una rama de la Agricultura que combina el cultivo de la morera y la crianza de del gusano de seda.

Esta actividad constituye una fuente de ingresos y empleos, incorpora productos a la industria; permite sustituir importaciones y los productos obtenidos tienen posibilidades de incursionar en el mercado internacional. (Tomado de Cubadebate)