Reunión de San José entre contradicciones y esperanzas

Reunión de San José entre contradicciones y esperanzasManagua, 30 mar .- La reunión que sostendrán hoy representantes de gobiernos centroamericanos con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, en San José, Costa Rica, despierta sentimientos contradictorios y de esperanzas.

A juicio de algunos analistas la primera contradicción entre los miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) surge con la sede del encuentro.

En la actualidad Nicaragua ocupa la presidencia pro tempore y debió ser la anfitriona del encuentro.

En la reunión sostenida el día 25 de marzo en Managua, los gobiernos de la región manifestaron que “las organizaciones regionales son los canales legítimos para la discusión y análisis de las agendas multilaterales y bilaterales entre los países del área”.

Costa Rica, pese a ser parte del SICA, no estuvo en este encuentro, incluso fue notoria la ausencia de su canciller Bruno Stagno en Managua, lo que según algunas fuentes es muestra de las tensiones existentes.

Las anunciadas ausencias en San José de los presidentes Daniel Ortega, de Nicaragua, y Manuel Zelaya, de Honduras, es valorada también como un síntoma de divergencia.

Pese a estas contradicciones, los estados llevarán una serie de puntos a la reunión, donde aparte del tema económico, lo que al parecer es la encomienda de Biden, destaca el problema migratorio, esencial para Centroamericana.

La declaración final de la XXV Cumbre extraordinaria del SICA plantea que: “La Migración debe eliminarse de la Política de Seguridad, y ser incluido en la Agenda de Desarrollo”.

Según los gobiernos de la región, en las relaciones con Washington deben concretarse políticas migratorias y acuerdos que den solución al asunto.

Las repatriaciones masivas y las persecuciones dentro de Estados Unidos de los inmigrantes son violatorias de los derechos humanos, indicó la declaración de Managua.

En ese sentido, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, subrayó que la migración no es un problema de seguridad sino un derecho humano.

Zelaya opinó que en Costa Rica se va a definir la agenda que presentarán de forma consensuada en la V Cumbre de las Américas, a realizarse en Puerto España, Trinidad y Tobago.

Asimismo se pronunció en contra de que Centroamérica “vaya como pordiosero, de rodillas, a pedir dinero” a la reunión con Biden.

Para algunos analistas, San José, aparte de la búsqueda de protagonismo de sus autoridades, marcará el primer reto para la política de la Casa Blanca en sus relaciones con el istmo.(PL)