Ministerio que honra a Cuba y viceversa

El Ministerio del Interior (MININT) nacido del patriotismo montañoso del Ejército Rebelde avanza sólido junto al pueblo hace 60 años, nucleado de mujeres y hombres incondicionales, fusionados a la fortaleza socialista que constituye la Revolución Cubana y el liderazgo indeleble del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Montados en la cabalgadura de la voluntad, en ese andar entre las sombras para salvaguardar conquistas o siendo participes activos de otras misiones significadas de actuar ético y profesional, se mantienen insomnes centinelas los honrados hijos del archipiélago en forma de caimán, ejemplo de la grandeza solidaria más pura.

Esa unidad monolítica con el pueblo distingue a los miembros de la institución militar, fraguada de la sabia de las palmas reales, de la verde inmensidad de la Sierra Maestra. Ellas y ellos son los hermanos soldados de los de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), uniformados de victoria.

La modestia erguida de sencillez natural se refleja en las pupilas de los veladores del orden, la tranquilidad ciudadana. Decididos a ocupar las trincheras si fuera necesario, para proteger, sin temor a perder la vida, la independencia, el himno de combate, la bandera y la dignidad indómita que nos distingue. Foto: Archivo