Mantienen en Santa Cruz del Sur acciones de vigilancia epidemiológica (+Fotos)

Santa Cruz del Sur, 10 mar.- El Centro Municipal de Higiene y Epidemiología de Santa Cruz del Sur tiene la misión de planificar, dirigir y controlar las acciones de inspección y lucha antiepidémica en el territorio sureño.

Durante los momentos más difíciles de la COVID-19 la entidad desempeñó un papel fundamental en el control de la pandemia pues rectoraba todas las actividades relacionadas con la enfermedad, estaba a cargo de las bases de datos, la recepción de la información sobre los PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), los kits rápidos y los test de antígenos, así como la toma de las muestras enviadas a los laboratorios de la cabecera provincial.

Odileydi Sánchez Trápaga, directora del Centro Municipal de Higiene y Epidemiología, explicó que en la actualidad el territorio presenta una situación favorable debido a la baja incidencia del SARS-CoV-2 pues poco a poco los casos han disminuido.

En estos momentos la entidad labora por aumentar la efectividad del resto de sus programas de trabajo, muchos vinculados al médico y la enfermera de la familia, como son la atención a las enfermedades crónicas transmisibles como el VHI/SIDA, la tuberculosis y las diversas hepatitis, o las no transmisibles; la hipertensión, diabetes, asma bronquial y los distintos tipos de cáncer.

El trabajo en el control de vectores es uno de los más importantes en el territorio pues aunque este presenta pocos casos positivos existe una alta focalidad, y se mantiene la inspección sistemática de viviendas y locales.

Jorge Sánchez Moreno, jefe del Departamento de Vigilancia y lucha antivectorial, recordó la importancia de realizar el autofocal familiar una vez a la semana, por ser un apoyo invaluable a la lucha contra el mosquito Aedes aegypti.

Otro programa prioritario es el control sanitario internacional de quienes arriban a territorio cubano, quienes son visitados por el médico de la familia o acuden al consultorio durante las 72 horas tras su llegada al municipio.

Ángela Basulto Guerra, responsable de este programa, explicó que los viajeros son mantenidos bajo vigilancia y chequeo durante 14 días, tras los cuales, de no presentar ningún síntoma como fiebre, gripe u otro, son dados de alta.

Los trabajadores de Higiene y Epidemiología mantienen vigilancia y alerta constante ante la situación epidémica del municipio, en aras de garantizar la salud y el bienestar de los habitantes de este territorio sureño.