Maestra santacruceña desea regreso de sus alumnos al aula

Santa Cruz del Sur, 12 may.- Todo es silencio en los pasillos de la escuela primaria José Martí. En este plantel de la localidad cada una  de las aulas tiene un sello oficial, dentro de ellas quedaron guardadas las esperanzas  de que todo pasará pronto. Volverán los escolares más pronto que tarde a sentarse en los añorados pupitres. Cargados de textos y libretas en sus mochilas manifestarán su disposición de recibir los nuevos contenidos.

Cuando finalizando el mes de marzo la directora del colegio citó para una reunión, ninguno de los docentes imaginaba algo distinto que no fuera recibir orientaciones metodológicas de último minuto. El impacto fue muy fuerte para Nancy Calaña Anaya y el resto de los colegas de la institución al conocer que el Ministerio Educación (MINED) había orientado paralizar las actividades del proceso docente educativo en todos los planteles de la enseñanza general.

La maestra de sexto grado comentó  que le entristece  la excesiva tranquilidad que hay en cada una de los pasillos y áreas de la “José Martí”, pero tiene la satisfacción de que sus alumnos están atentos de lunes a jueves a las teleclases a partir de la nueve y media de la mañana.

Refirió haberse encontrado por la calle con algunos de los padres de los discípulos cuando va a cumplir la guardia obrera al centro donde labora hace tres cursos. Señaló placentera ponerse muy contenta cuando los progenitores le piden que se cuide mucho a nombre de sus hijos, a quienes también considera como tal a pesar de su juventud.

Quiso la fémina tomarse la instantánea con el nasobuco puesto, aunque el periodista no quebrantó la distancia establecida en tiempos de coronavirus. Antes del reportero cerrar la agenda la Calaña Anaya exteriorizó el deseo de besar a sus estudiantes cuando la pandemia se haya marchado para siempre.