La música llena los días del santacruceño Pastor Viamontes Reyes

Enero 2022.- Pastor Viamontes Reyes, el abuelo paterno, tenía que tocarle el tres mientras era pelado por el barbero habitual, de lo contrario Uliser Viamontes Lorente, el nieto, formaba tal perreta capaz de impacientar a quienes tuvieran cerca de él.

 

Desde los nueve años tocaba el instrumento de manera autodidacta, pero aprendió a dominarle mejor las cuerdas casi a las “puertas” de la adolescencia.

 

“He sido el único de los descendientes de mi abuelo, nietos y bisnietos, capaz de tocar bien el tres. La naturaleza me dio ese gracia, lo que agradezco muchísimo”, aseveró.

 

Pastor tocaba el tres en fiestas familiares, encuentros en los que interpretaba música tradicional cubana y tonadas campesinas. “Esas melodías, acotó, me “tocaban” el corazón”.

 

El santacruceño formó parte del grupo Cuatro de Abril, integrado por aficionados en edad escolar, dirigido indistintamente por Ricardo Rivero Llanes y Jesús Rivero (Chúa). Después, estuvo en otras agrupaciones del patio, una de ellas fue Jóvenes del Son.

 

En la Casa de la Cultura Olga Alonso, enclavada, aquí, recibió clases de música con el propio Jesús Rivero, instructor de arte de la institución. “Adquirí más conocimientos pudiendo desarrollar mejor mi labor”, dijo evocativo.

 

Hace cerca de una década toca el tres en el grupo Raúl y su Vallenato, categorizado por distinguir el Movimiento de Aficionados a esta instancia. “La música que tocamos es una fusión de timba, son y vallenato.

 

“Al público, residente en esta comarca, de otros lugares de la provincia y de la Isla, donde nos hemos presentado, le gusta mucho nuestro repertorio”, argumentó.

“Inclusive la música nuestra ha sido escuchada en Colombia y los propios Estados Unidos, allí viven santacruceños, ellos se han encargado de difundir videos y muchos temas en audio. Es un verdadero placer”, subrayó seguidamente.

 

Raúl y su Vallenato es la razón por la que permanece el músico en Santa Cruz del Sur. “Mi vida está apegada a la agrupación. De no ser así viviría en Camagüey con mis hijos”, confesó sincero.

 

Uliser Viamontes Lorente quiso dar las gracias y despedirse haciendo sonar cadenciosamente las cuerdas del tres a escasos metros de la vivienda donde reside, ubicada en el emporio cabecera.

Por Raúl Reyes Rodríguez, tomado de la página en Facebook de Cultura Santa Cruz del Sur.