Díaz-Canel: Cuba celebra una victoria de la Revolución el 11 de julio

Bauta, Artemisa.- La verdadera significación del 11 de julio del pasado año fue una victoria de la Revolución y otra derrota para el imperio, dijo hoy  en Bauta, Artemisa, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel. El mandatario cubano dijo a la prensa tras concluir su participación en una jornada productiva juvenil que a pesar de que se le ha querido dar otro vuelo a esa fecha, si hay algo que celebrar es la victoria del pueblo ante los intentos de realizar un golpe suave, que en realidad fue vandálico.

Se dieron sucesos desagradables, se produjeron hechos vandálicos con ensañamiento y vulgaridad tremenda, pero el pueblo salió a las calles a defender la Revolución y en menos de 24 horas ya no había disturbios, añadió. Agregó que ahora, fundamentalmente desde Miami, tratan de rememorar la fecha convocando a rupturas desde posiciones violentas, atentando contra la tranquilidad ciudadana, con un lenguaje de odio y violencia, como ha ocurrido durante todo el ultimo año.

Díaz-Canel dijo que la embajada de Estados Unidos en La Habana se preocupa por los juicios que se hicieron en Cuba de acuerdo a todos los derechos y el orden constitucional, pero nunca habla de los desaparecidos y asesinados de otros países. La Revolución se ha estado revolucionando siempre, pero en un escenario de constante asedio económico, político, mediático, con un bloqueo recrudecido del que el pueblo va a salir revolucionando y patentizando cada vez más la resistencia creativa.

El también primer secretario del Partido Comunista de Cuba señaló que el gobierno estadounidense actual, cuando sintió la presión en la Cumbre de las Américas por la ausencia de Cuba, anunció un grupo de medidas de las que no se han visto resultados lo que revela mucha hipocresía, doble rasero y dependencias en ese sistema de poder.

Subrayó que los cubanos tienen la convicción de que el bloqueo se tiene que superar por ellos mismos y que existe una disposición al diálogo por parte de La Habana, pero desde el respeto y sin ceder a la soberanía.Estamos abiertos al diálogo pero en igualdad de condiciones, han perdido mucho tiempo, han hecho oídos sordos a lo que, incluso, el mundo le ha pedido.

(tomado de Prensa Latina)