Alentadores resultados en Cuba de ensayo clínico de Gammaglobulina

La Habana, 28 sep.- El Ministerio de Salud Pública de Cuba informó que el ensayo clínico con Gammaglobulina anti SARS-CoV-2 mostró resultados positivos en su primera fase.

 

Los avances son alentadores en cuanto a seguridad, disminución de las lesiones pulmonares y negativización viral, precisa la nota de la cartera antes mencionada.

No existieron eventos adversos, ninguno de los pacientes tratados requirió asistencia ventilatoria y no llegaron a estadios críticos, destaca la fuente.

De igual forma, a las 72 horas disminuyeron los síntomas iniciales y se logró la negativización del PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), a la vez que se redujo progresivamente las lesiones pulmonares en los estudios de imagen.

La Gammaglobulina anti SARS-CoV-2 es un hemoderivado que parte de un concentrado de anticuerpos derivado de un pool de plasma de convalecientes del virus causante de la Covid-19, colectado de donantes voluntarios que durante la infección fueron clasificados de moderados, graves y críticos.

Asimismo, también proviene de pacientes recuperados, asintomáticos y sintomáticos leves, con títulos bajos de anticuerpos, pero que fueron inmunizados con la vacuna nacional Soberana Plus, así como convalecientes con títulos más bajos de inhibición, aunque con presencia demostrada de anticuerpos.

La Gammaglobulina anti SARS-CoV-2 sigue la plataforma productiva del Intacglobin (inmunoglobulina humana) muy segura y eficaz.

Existen las capacidades necesarias y adecuadas para incrementar la fabricación del medicamento, sin embargo -advierte la fuente- las donaciones voluntarias de sangre no son suficientes para un aumento en las producciones.

Cuba cuenta con la experiencia en la producción de medicamentos hemoderivados y en especial en la producción de gammaglobulinas.

Desde hace varias décadas en el país se produce la inmunoglobulina humana anti-hepatitis B obtenida de aquellas personas inmunizadas con la vacuna Heberbiovac-HB, asimismo existe la antitetánica, para tratar el tétanos, y la anti-D, que se aplica a las embarazadas de grupo sanguíneo Rh negativo para evitar la enfermedad hemolítica del recién nacido.

Mediante las donaciones se mantiene el programa de plasmaféresis, proceso mecánico mediante el cual se separan los componentes de la sangre y se obtiene plasma, plaquetas, leucocitos y eritrocitos.

A su vez, se consigue la albúmina, proteína utilizada en enfermedades oncológicas, pacientes con desnutrición o quemados, nefróticos crónicos y alcohólicos, así como el mencionado Intacglobin, comentó la nota del Ministerio de Salud Pública.

(Prensa Latina)