Jóvenes de estos tiempos

Jóvenes de estos tiemposLlegamos a más de medio siglo de Revolución en Cuba con un sistema socialista que se perfecciona y avanza, donde los jóvenes han tenido un protagonismo indudable.

Hoy, como hace décadas atrás, se destacan en los centros productivos, en las escuelas, en las labores agrícolas, los servicios, las instalaciones de salud, deportes, cultura…

Jóvenes aguerridos de estos tiempos, como aquellos de la generación del centenario, que asaltaron el Cuartel Moncada, combatieron en las calles de Santiago de Cuba el 30 de noviembre de 1956, los que lucharon contra los bandidos, derrotaron los mercenarios en las arenas de Playa Girón, y construyeron una sociedad de la que hoy disfrutan los cubanos.

Fueron esos mismos los que cumplieron misiones internacionalistas en países de África, en la lucha contra el oprobioso régimen del apartheid, y llevaron la medicina cubana a los más recónditos lugares del mundo, como lo siguen haciendo hoy en decenas de naciones.

En las circunstancias que vive Cuba, inmersa en un proceso de actualización de su modelo económico, toca a los jóvenes acompañar a la dirección histórica de la Revolución, para continuar avanzando por la senda de un socialismo más próspero y sustentable para todos los ciudadanos.

Ya no empuñan fusiles; como en la Sierra Maestra, pero tienen el reto de continuar, trazarse metas y alcanzar nuevas conquistas para la Patria, que se construye con los sueños y aspiraciones de quienes, por lógica, viven el momento idóneo que los impulsa a convertirse en protagonistas de su época.

Hoy los jóvenes combatientes, obreros, científicos, profesores, médicos, deportistas, trabajadores no estatales, artistas, periodistas, son verdaderos patriotas que defienden desde su posición a un país bloqueado, agredido mediáticamente, acercando al mundo a la vida del cubano, a la Cuba verdadera.

Los que trabajan por su país, que sueñan y creen en una nación mejor, y todos los días ponen su inteligencia y su fuerza en función de la sociedad, son también parte de la historia, porque construyen un mejor futuro para todos.

No por diversos, por vestir o pensar de una forma distinta, más parecida a los tiempos actuales, se deja de amar y ser importantes. Mientras haya trabajo que hacer por la Patria, necesidad de combatir la injusticia y luchar por lo que se cree, allí estarán los jóvenes, haciendo lo mejor que saben hacer: Revolución.

Por Dayneris Maxan Vernon/ Radio Cadena Agramonte