Retorna la calma al centro de la capital egipcia tras disturbios

Retorna la calma al centro de la capital egipcia tras disturbios El Cairo, 7 abr .- Una calma preñada de tensión prevalece hoy en el centro de esta capital y en ciudades del norte donde miembros del Movimiento Juvenil 6 de Abril (MJ6A) combatieron hasta la madrugada con la Policía.

Manifestaciones convocadas por el MJ6A por su quinto aniversario, comenzaron de manera pacífica, pero se tornaron violentas cuando los protestantes atacaron la sede de la Corte Suprema, en la calle Ramsés, que alberga además las oficinas del Fiscal General, cuya dimisión exigen los opositores del presidente egipcio, Mohamed Morsi.

Los disturbios se agudizaron cuando agentes del orden dispararon granadas lacrimógenas desde el interior del edificio contra los manifestantes, que respondieron quemando neumáticos y desechos para neutralizar los efectos de los gases irritantes.

Algunas marchas se dirigieron hacia el Palacio Presidencial de Ittihadiya, en el distrito de clase alta de Heliopolis, sin que se reportaran combates entre los contingentes de las Fuerzas Centrales de Seguridad y los protestantes.

Un parte del Ministerio de Salud reconoció que alrededor de 10 civiles tuvieron que ser asistidos por síntomas de asfixia debido a los efectos de los gases irritantes.

Grupos de manifestantes comenzaron a concentrarse desde la mañana en mezquitas y plazas de los distritos de Mohandeseen, Zayeda Zeinab y Dokki, y se dirigieron por separado hacia el centro metropolitano coreando consignas en demanda de la caída del Gobierno y contra la Hermandad Musulmana (HM, islamistas).

En otras protestas en las provincias norteñas de Gharbiya, Beheira y Shgarqiya los choques también revistieron características violentas, aunque sin llegar al extremo de semanas atrás, cuando el Gobierno impuso el toque de queda en Port Said y Alejandría, aún vigente, pero desacatado.

Los disturbios siguen a días de relativa calma tras choques ante la sede central de la HM aquí y ataques en otras provincias contra oficinas del Partido Libertad y Justicia, el brazo electoral de los islamistas, a fines del mes pasado, en los que murieron cinco personas y dos centenares fueron heridas.

En tanto, persiste la incertidumbre sobre la celebración de las elecciones para diputados convocadas para fines de este mes, pero suspendidas por un tribunal administrativo el cual adujo que la Ley Electoral contradice la Constitución.(PL)