Radio Cadena Agramonte, el privilegio de entrar a los hogares

Radio Cadena Agramonte, el privilegio de entrar a los hogaresCada día entra en los hogares camagüeyanos, bien a través de la música preferida, como damita joven, o actor de carácter; como vertical reportero rompiendo lanzas contra lo mal hecho; o conductor carismático y reconocido. Muchos son sus ropajes -la mayoría anónimos-, pero el objetivo es uno desde su fundación el 9 de junio de 1957, estar en el corazón del pueblo: se trata de Radio Cadena Agramonte.

De cumpleaños está la querida radioemisora. Y jóvenes y “mayorcitos” han desempolvado recuerdos, contado anécdotas y pasado revista a lo hecho a lo largo del tiempo.

Y también ha surgido, junto al chispazo irónico y jocoso, la nostalgia por los que ya no están. Nino, Mario Crespo, Feliciano, Luis Mariano, Rivero, Caparrós, Aramís, Fidelito….

Los duendes despertaron y, de boca de muchos, los camagüeyanos supieron de secretos de amor compartido entre una radioemisora y realizadores de sonido, escritores, periodistas, locutores, actores, actrices y musicalizadores.

Es este –Radio Cadena Agramonte- un lugar lleno de magia, y no porque permita entrar subrepticiamente en los hogares y rondar la intimidad de la alcoba, o la alegría del comedor familiar, sino porque el hecho mismo de hacer Radio es algo maravilloso, extraordinario y casi increíble.

Es allí donde se crea la maravilla, donde las voces llevan el regocijo, el dolor, la decepción o la ternura a quienes, lejanos en el espacio, pero unidos a ella por un hilo invisible, suspiran y aman a personajes, a programas, a canciones, a hechos, a sus conductores, actores y periodistas favoritos.

Cada día los duendes despiertan en Radio Cadena Agramonte, y llenan de magia cada átomo de aire, para regalarla a quien la desee.

Esta facultad de llegar a muchos, y ser amigo, o crítico, con veracidad, dedicación y honestidad como bandera, hace felices a los radialistas.

Ese es su poder, su único poder.(Radio Cadena Agramonte)