Jolgorio en La Habana con la victoria de Industriales

La Habana, 18 may. – Al recorrer hoy importantes arterias viales de esta ciudad y de varios de los municipios de La Habana, cualquiera quedaría convencido del porqué el béisbol es el pasatiempo nacional en Cuba.

La tradicional peña deportiva del Prado habanero es un hervidero, donde críticas sobre del penúltimo desempeño de los Leones de Industriales quedaron olvidadas, con la victoria azul sobre los Cocodrilos del Matanzas en el play off de Occidente en la Serie Nacional 51.
  
El ebanista Rafael Fundora se quitó públicamente la gorra, como reconocimiento al mánager capitalino Lázaro Vargas, por su oportuna decisión de sustituir a tiempo a Darwin Rafael Beltrán, y llevar al box al “francotirador” Antonio Armando Romero.
  
En Calzada del Cerro y Palatino, en el amplio portal del Cine Maravillas, Roberto Soto expresó que, hasta el sexto juego abrigó dudas en torno a la victoria industrialista, pero confesó que aquellas se borraron cuando Rudy Reyes volvió a jonronear temprano (el día anterior lo había hecho).
  
Frente a la Ciudad Deportiva, en la peña El Brazo de Hierro de la Capital, no es menor el jolgorio por el resultado del encuentro de este jueves, en el cual los discípulos de Lázaro Vargas doblegaron a los de Víctor Mesa, siete carreras por una.
  
Manuel Menéndez, trabajador de la Unión Cubapetróleo, y Hugo Sadiel Torres, quien cursa la carrera de Economía, afirman que después de eliminar a Cienfuegos y sobre todo a Matanzas, los Leones de Vargas tienen asegurada la décima tercera corona en campañas nacionales.
  
El estudiante de preuniversitario Carlos Ernesto Sastre elogió el desempeño de los Cocodrilos, en una de las campañas beisboleras más sonadas de la última década.(AIN)