Protesta de Baraguá, ejemplo en Cuba de dignidad, resistencia y tenacidad

El fervor patriótico y la disposición de preservar las conquistas revolucionarias, signaron el homenaje por los 134 años de la Protesta de Baraguá, encabezada por el General Antonio Maceo.

La histórica fecha fue recordada a la par del Juramento de Baraguá, documento aprobado el 19 de febrero de 2000, el cual reafirmó la determinación de los cubanos de resistir, luchar y vencer.

Justo en ese sitio -hoy Monumento Nacional- fue depositada una ofrenda floral a nombre del pueblo de Cuba en el obelisco erigido en honor a Maceo, quien el 15 de marzo de 1878 expresó su convicción de no aceptar una paz sin independencia plena para la patria.

En recordación de esos dos acontecimientos, una representación de pobladores del municipio “Mella” ratificó que en la actualidad las nuevas generaciones siguen en combate.

El sentido patriótico de los mambises, la dignidad, el ideal revolucionario, los principios de lucha y el espíritu tenaz de los cubanos volvieron a materializarse en el homenaje por las efemérides.

Precisamente, desde Mangos de Baraguá partió el 22 de octubre de 1895 el Lugarteniente General Antonio Maceo, al mando de la columna invasora, compuesta por 350 infantes y mil 50 jinetes, quienes 90 días después, el 22 de enero de 1896, se encontraban en los confines de occidente.

En ese histórico lugar, vibró como nunca el grito de la Patria, en voz del Titán de Bronce, para negarse al Pacto del Zanjón, documento que no contemplaba la independencia absoluta de Cuba. (AIN).