Paraguay, sin merecerlo, en la final de Copa América

La Plata, Argentina, 21 jul. – Sin merecerlo, Paraguay aguantó hoy los ataques de Venezuela para vencerla 5-3 en los tiros de penales de la segunda semifinal de la Copa América de fútbol.

Una vez más el portero Justo Villar guió a los guaraníes al triunfo tras atajar uno de los penaltis en el estadio Malvinas Argentinas de la ciudad de Mendoza. Paraguayos y venezolanos empataron a cero en los 90 minutos y en la prolongación.

Los albirrojos buscarán el tercer título de su historia en el torneo, el primero desde 1979, cuando enfrente el domingo a los uruguayos, en la final prevista para el estadio Monumental de Buenos Aires, mientras los hombres dirigidos por César Farías se medirán el sábado aquí a los peruanos en el partido por el tercer puesto.

Paraguay llegará a la definición con la particularidad de no haber ganado ninguno de los cinco encuentros disputados en la lid, al empatar todos, y Venezuela, en la mejor participación de su historia, aún puede conquistar la medalla de bronce.

Los guaraníes buscaron en los primeros minutos el gol, con ataques sobre el sector derecho, liderados por Edgar Barreto y Marcos Cáceres, y tuvieron la primera ocasión, en un tiro libre cabeceado por Darío Verón, pero el portero Renny Vega salvó su valla.

Sin embargo, Venezuela respondió rápido y le cerró los espacios a los guaraníes, quienes lo intentaron con un remate alto de Nelson Haedo Valdez tras una mala salida de Vega, y un contraataque del mismo delantero que remató débil desde ángulo cerrado.

Poco después, Juan Arango tomó las riendas del juego venezolano, pero no encontró compañía en la elaboración, aunque Salomón Rondón logró complicar con un par de internadas.

En los últimos minutos, Venezuela consiguió un cabezazo de Alejandro Moreno que dio en el travesaño, y en la misma jugada, Justo Villar tapó el rebote tomado por Rondón.

No cambiaron mucho las acciones del cotejo en la segunda parte, con un Paraguay algo más adelantado, pero sin llegar, porque Barreto estaba muy solo en la conducción del juego, y Venezuela sólida en el fondo para apelar al contragolpe.

El juego perdió ritmo en la mitad complementaria, porque el equipo de Gerardo Martino no generó jugadas peligrosas y el conjunto vinotinto tampoco tuvo una ocasión frente a Villar.

En la prórroga aparecieron las emociones, con una selección vinotinto que adelantó las filas ante un rival muy cansado. Venezuela acarició la victoria en un rebote de Nicolás Fedor que dio en el poste derecho, y enseguida, en un tiro libre de Arango la pelota chocó contra el mismo vertical, además de un penal de Verón a Giancarlo Maldonado no sancionado por el árbitro mexicano Francisco Chacón.

Tras la expulsión del volante Jonathan Santana por acumulación de faltas, Paraguay replegó sus hombres y apeló a Villar, quien atajó un tiro de Rondón y una entrada de Fedor.

En los remates desde los once metros, Villar apareció de nuevo para tapar el tercer remate, ejecutado por Franklin Lucena, y así Paraguay consiguió el triunfo y el boleto para la final.(PL)