Virgilio Álvarez Villafaña: “un hombre completamente feliz”

Santa Cruz del Sur, 24 sep.- Cuando a principios de agosto de 1973 Virgilio Álvarez Villafaña entró por vez primera a la enorme edificación del Combinado Pesquero Algérico Lara Correa de este territorio, donde se ejecutan los distintos procesos de las especies marinas capturadas, el lugareño se sintió el hombre más feliz.

Me sentí pequeño entre tantos salones y tanta gente laboriosa. Fui ubicado en el empaque del camarón. Todo lo observaba y cumplía al dedillo las orientaciones que me daban las personas más adiestradas en el oficio”.

Después de referir lo anterior, el jubilado de la mencionada entidad, evocó que pasado algún tiempo ocupó el cargo de jefe de la línea de empaque del crustáceo rosado, labor fiscalizada por los inspectores de calidad, recibiendo de estos continúas felicitaciones.

Por su reconocida exigencia a Virgilio le fueron dadas tareas de mayor responsabilidad en el salón de los subproductos.

Allí se preparaba el machuelo en trozos y en picadillo; tuvo mucha demanda por la población de este municipio”, refirió convincente.

Luego realizó vital faena en el área para el proceso de la langosta precocinada entera y la cola de la Reina del Caribe, cuyo destino final, al igual que el camarón es la exportación.

Por eso cada medida de calidad requiere ejecutarse con responsabilidad”, manifestó.

Álvarez Villafaña también ejecutó faena en la otrora fábrica de harina de pescado del Algérico Lara Correa y en el Centro de desove de la Camaronicultura, actual Unidad Empresarial de Base (UEB) CULTISUR, donde atendió los estanques de post-larvas.

Las labores desarrolladas por el vecino del Reparto Fernando del Toro en el sector marítimo de este municipio lo colman de estímulos espirituales y emotivos recuerdos. Haber contribuido al cabal cumplimiento del deber le permite al fidelista Virgilio ser un hombre completamente feliz.