[:es]Se esfuerza productor santacruceño por aumentar sus logros (+Fotos)[:]

[:es]

Santa Cruz del Sur, 1ro ago.- Las fatigas doblegaban el cuerpo de Francisco Pérez Álvarez (El Chino), por lo que tuvo que jubilarse por enfermedad. Al mecánico de equipos agrícolas del sector pecuario fue necesario trasplantarle la válvula de la vena aorta hace varios años, mejorando considerablemente su salud.

Pero este guajiro oriundo de La Piedra en Sevilla Arriba, de la provincia Granma, es más duro que el mismo nombre del intrincado lugar donde nació.

“Soy el mayor de los siete varones y tres hembras. Crecimos entre los quehaceres duros del campo; viendo a papá colaborar con los rebeldes y mientras mamá les cocinaba los alimentos”.

Este lugareño de voluntad a toda prueba inició en el 2005 la crianza de carneros. “Al otorgárseme la caballería de tierra solicitada en usufructo al fondo del barrio Paloma, fui a asociarme a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Cándido González.

 En el 2016, prosiguió el animado relato, fui el productor más destacado en la entrega de carne de ovino al estado”.

A los regaños del especialista en Cardiología, el Doctor Camejo, les presta atención pero el aroma de la campiña lo “llama” a proseguir la faena.

Hace poco los responsables del registro de la tierra le concedieron otras dos hectáreas, cercanas a la anterior, en el sitio conocido por Los hoyos de Tito Ruíz, terreno que liberó de marabú. “Allí, dijo, hay una gran laguna en la que beben agua en abundancia los animales”.

Sobre un montículo fabricó Francisco una pequeña casa de madera y techo de guano, inmueble favorecido con servicio eléctrico. De igual manera levantó el ranchón para garantizar la sombra de los ovinos y un cercado de alambres con púas para  guardar las reses al anochecer.

“Quiero llegar a ser, aseveró, un reconocido productor de leche vacuna. No hace mucho comencé en esta tarea, pero la masa va a aumentar porque tengo experiencia en esto”.

En los ordeños matutinos le ayuda Damaris Cabrera, su esposa. Las extracciones hasta ahora son escasas por eso prefieren ambos destinarlas al consumo familiar.

Si el corazón no se niega, Pérez Álvarez, el nativo de La Piedra, en Sevilla Arriba y nuevo miembro de la CCS Antonio Maceo, continuará dándole cumplimiento a sus definidos objetivos.

[:]