[:es]Obreros agrícolas santacruceños aportarán más comida este año[:]

[:es]Santa Cruz del Sur, 28 feb.- A partir del año pasado los trabajadores y directivos de la Finca de Semillas La Granjita, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Cándido González, Atención a productores agropecuarios, comenzaron a despegarse de la inercia productiva a la que estuvieron sujetos, a partir de una mejor atención que desde el 2017 reciben de la nueva dirección de la referida entidad.

Sólo 80.5 hectáreas de las 194, a disposición del esforzado colectivo, están plantadas del frijol Buenaventura, Negro Cul y Cueto, además de plátano  macho enano guantanamero cuyos futuros beneficios se recogerán en las cuatro mil plantas que posee el joven sembradío. El resto de las tierras se preparan para plantar productos de ciclo corto: boniato, yuca y calabaza.

Aiza Liset Sambert, ingeniera agropecuaria, informó también acerca de las excelentes condiciones del frijol. “Unas 30 hectáreas se destinaron al grano. Ya se recoge el Negro Cul en 7.36 hectáreas, de las que se extraerán 110 quintales”, comentó la especialista.

El resto de las superficies con las variedades señaladas son favorecidas por sendas máquinas fregat que les suministran de manera programada el riego por aspersión. “En el mes de abril vamos a recolectar cinco toneladas de Buenaventura y Cueto”, expuso la fémina.

Alumnos de décimo y undécimo grados del Instituto Preuniversitario Rural (IPR) Jesús Suárez Gayol, de La Jagua, apoyan estos quehaceres. Los estudiantes de este centro Daimarelis Cárdenas Estrada, Roberto Vanega Jérez y Dianelis Fonseca Corona comentaron  la importancia que para ellos y sus compañeros tiene contribuir con tan necesario deber para apoyar la economía cubana en la sustitución de importaciones.

Los obreros Arsenio García Guzmán, Damaris Alderete Izaguirre e Ivón Crombet Bejerano, explicaron las utilidades monetarias obtenidas. Ellos y sus compañeros directos al surco cobran mensualmente entre 400 y 500 pesos, pero al cerrar cada ciclo productivo el monto personal asciende a más de cinco mil pesos. Todos se han empeñado en no dejar escapar de la vaina ni un grano de frijol.

Sembrar más comida significa mayores ingresos para los bolsillos de estos hombres y mujeres, asimismo regocijo para su familia.

A partir de mayo el plátano macho enano guantanamero sembrado en el sistema extradenso en la finca de semillas La Granjita, se verá en las mesas de los santacruceños. Una cantidad superior a los tres mil cuatrocientos quintales se tiene planificado recolectar.

Lo anterior de conjunto con el frijol, la yuca y la carne de la masa ovina deberá, según lo planificado, ingresarle a esta posesión  de la UEB Cándido González más de 900 mil pesos en  2018.

[:]