[:es]Municipio camagüeyano de Jimaguayú destaca en la producción de leche vacuna[:]

[:es]Camagüey, 19 jun.- La limpia de alrededor de 500 hectáreas de tierra infectadas de marabú, la siembra de pastos de calidad y la rehabilitación infraestructural de más de 120 instalaciones ganaderas, sobresalen como logros del sector cooperativo campesino en el municipio de Jimaguayú, uno de los mayores productores de leche en esta provincia y el país.

Hasta la fecha se evidencia el mejoramiento  del 80 % de las vaquerías típicas, centros de recría y desarrollo, y la mayoría de las fincas utilizan el sistema de acuartonamiento con abasto de agua mediante molinos de viento, reservorios y sistemas de bombeo que utilizan la energía solar, además de introducir nuevas especies de pastos de mayor calidad y seguir extendiendo la utilización de plantas proteicas.

Isel Galindo, presidente de la cooperativa Evelio Rodríguez Curbelo, explicó que la reproducción es una tarea clave para incrementar la natalidad, por lo cual realizan mensualmente la recogida de las reses en celo para lograr el 40 % de gestación, con el fin de mantener el doble ordeño y alcanzar al cierre del 2018 la entrega  de dos millones de litros de leche a la industria.

Álvaro D. Aguilar Soto, director general de la Empresa Genética Rescate de Sanguily, destacó el trabajo consolidado por el colectivo del Laboratorio de Transferencia de Embriones, que en lo que va de año ha logrado el nacimiento de cinco terneros con esa técnica de reproducción, cuatro de la raza Chacuba y uno de la Aberdeen Angus.

El Dr. Reinaldo Pérez Lastre, jefe del referido laboratorio, destacó que en ese centro pueden obtener más de 30 fetos por receptora, cuentan con una tecnología de avanzada y poseen un banco de embriones de razas puras y criollas; además, prestan el servicio de inseminación artificial para obtener animales más productivos en las líneas de leche y carne, por ejemplo los de la raza Cebú.

En la Unidad Básica de Producción Cooperativa La Paz se despliega un grupo de acciones para  fortalecer  la atención a las familias dedicadas a la ganadería, que incluyen acciones de capacitación sobre sanidad animal, control pecuario y el empleo de buenas prácticas para la conservación del suelo.

El sector cooperativo y campesino en el municipio de Jimaguayú ha puesto en práctica medidas para la adaptación al cambio climático, el intercambio de experiencias y la implementación del proyecto Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local (BASAL), con el objetivo de materializar los avances de la ciencia y la tecnología a favor del desarrollo de la ganadería. (Maykel Torres La Rosa/ Radio Cadena Agramonte.) (Foto: Archivo)[:]