Legado de clarinetista santacruceña permanece en pentagramas de la Banda de Conciertos (+ Fotos)

Febrero 2022.- Dicen que un tío de María Narcisa Torres Izaguirre (La Niña), dedicado a la pesca, navegó en su embarcación desde el puerto Casilda, en Trinidad, provincia de Santi Spíritus, hasta el litoral costero de este territorio, quedó el hombre de mar, afirman, enamorado del poblado santacruceño.

El pescador puso proa al punto de salida y convenció a toda su familia que la comunidad visitada por él tenía mejores condiciones para asentarse definitivamente.

En cuanto la más pequeña de los siete hermanos, y uno de los varones nombrado Eliécer se fueron relacionando con las actividades culturales del nuevo sitio, se acercaron a Guillermo Jesús Cortina, director de la Banda de Conciertos local, en ese entonces, para recibir clases de música.

Ambos se ganaron el derecho de integrar, tiempo después, la institución cultural. María Narcisa aprendió a tocar el clarinete, aunque en ocasiones, en presentaciones públicas de la Banda, se le veía jubilosa chocar rítmicamente los platillos. Mientras que su hermano se decidió por la tuba.

Años más tarde Eliécer regresa a Trinidad y La Niña queda bajo la batuta del maestro Ramón Sotomayor Llopiz, alcanzando un significativo desarrollo profesional hasta su jubilación.

Norma Curra Izaguirre, su sobrina, la recuerda como una persona alegre y cariñosa. “Le gustaba reunirse con su familia y amistades. Era muy fiestera y en los tiempo libres dibujaba rostros de personas conocidas”, subrayó.

Bertila Moya Villafaña y Yamín Petit Izaguirre, actual directora de la Banda Municipal y músico de la institución, en el mismo orden, no olvidan a la que fuera consagrada clarinetista, fallecida hace cerca de una década.

“Crecí entre los ensayos, mi mamá Candelaria Izaguirre tocaba igual instrumento. La Niña era mi madrina; nos queríamos como una gran familia musical. Así continuamos”, afirmó Petit Izaguirre.

“Creamos el conjunto 8 de Marzo integrado por María Narcisa Torres, Ángela Almenares, Caridad Valerino y yo, entre otras”, dijo la Moya Villafaña.

“Nuestro repertorio de música cubana lo interpretábamos en actividades de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), instituciones de Cultura y Salud Pública del municipio”.

Las clarinetistas de la centenaria Banda de Conciertos, aquí, ensalzan profesionalmente el legado de aquellas colegas, que como María Narcisa Torres Izaguirre (La Niña), permanece en los pentagramas.

Por Raúl Reyes Rodríguez, tomado de la página en Facebook de Cultura Santa Cruz del Sur.