Irán refuta declaración de la ONU

Teherán, 26 jul.- Irán refutó declaraciones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre disturbios ocurridos en la sureña provincia de Juzestán, resaltaron medios locales.

El vocero de la cancillería iraní, Saeed Khatibzadeh, consideró politizadas las opiniones de Bachelet basadas en acusaciones falsas e información incorrecta.

Pese a los esfuerzos del gobierno de la República islámica para aliviar la escasez de agua en el territorio, la comisionada solo mencionó la presunta represión ejercida sobre protestas populares.

La declaración de Michelle Bachelet parece más una declaración política con literatura hostil que a las de un funcionario internacional de derechos humanos, criticó Khatibzadeh.

Los comentarios poco profesionales y sesgados sobre la gestión de los recursos hídricos del país, añadió, están fuera del alcance de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y la institución bajo su mando carece de autoridad y dignidad para comentar sobre el tema.

El agua escasea en Juzestán como resultado de una intensa sequía este año y de las consecuencias de medidas coercitivas impuestas a Irán que obstaculizaron transferencia de tecnología e inversiones en esa provincia, denunciò Khatibzadeh.

La pregunta es, añadió, ‘¿por qué el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos no condenó hasta ahora las sanciones ilegales de Estados Unidos contra la República islámica?’. En todo caso, subrayó, ahí si hay una violación de muchos derechos humanos fundamentales.

Khatibzadeh explicó que el gobierno iraní respeta el derecho de sus ciudadanos a protestas pacíficas como reconocieron las autoridades del más alto nivel, entre ellos el presidente Hassan Rouhani y el líder supremo de la Revoluciòn islàmica, Ali Jamenei.

(Prensa Latina)