Gobierno cubano evalúa en Artemisa combate a la Covid-19 y otros programas socioeconómicos

Artemisa, 22 ene.- En una intensa jornada de trabajo y tras intercambiar con autoridades del gobierno en Pinar del Río, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, junto al segundo secretario del Comité Central, José Ramón Machado Ventura, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, evaluaron la situación de Artemisa en el combate frente a la Covid-19, la marcha de la Tarea Ordenamiento, la producción de alimentos y el enfrentamiento a coleros y acaparadores.

“Debemos trabajar con mucha inteligencia y compromiso, y llenarnos con nuestras mejores energías”, afirmó el mandatario de nuestro país en las conclusiones de la reunión. Recalcó que los temas discutidos recaban nuestros mayores esfuerzos ahora.

Al referirse al enfrentamiento a la Covid-19, el Presidente dijo que necesitamos asumir todas las enseñanzas de estos meses con el fortalecimiento de la atención primaria y el aislamiento de confirmados, sus contactos y el perfeccionando del sistema para el seguimiento de los viajeros que arriban al país.

Señaló que la Tarea Ordenamiento depende del actuar de las personas con un papel fundamental del sistema empresarial, al tiempo que valoró la relación entre la oferta y la demanda, salarios y precios, la oferta de empleo, la protección de los más vulnerables y la producción de alimentos como elementos distintivos de la Tarea Ordenamiento. “El ordenamiento no se hizo para cubrir ineficiencia, sino para potenciar eficiencia”, acotó el Jefe de Estado.

Díaz-Canel consideró que la producción de alimentos es decisiva para tener mayores ofertas. Por lo tanto, llamó a exportar más y a sustituir importaciones, un propósito también de la implementación de la Tarea Ordenamiento: “Ello conllevará a potenciar los sistemas locales de producción”, añadía.

“La belleza de estos tiempos es enfrentar los retos y vencer. Hay que trabajar, impulsar, innovar”, precisó el Presidente.

El primer ministro, Manuel Marrero Cruz, entretanto, se refirió al papel del trabajo de los intendentes para impulsar el desarrollo local.

Tenemos que saber hacia dónde vamos a partir de las potencialidades de cada municipio: “Hay que avanzar en los proyectos de desarrollo local en dependencia con los intereses del municipio”, expresó.

Y aunque Artemisa se encuentra en la Fase 1 de la etapa de Recuperación, las cifras de los últimos días -reflejada en una tasa de incidencia de la enfermedad por cada cien mil habitantes de más del 39 %- han encendido un bombillo rojo que puede provocar el retroceso de la provincia de acuerdo a los índices sanitarios que ahora presenta, según vaticinó el viceprimer ministro, Roberto Morales Ojeda.

Deficiencias en el pesquisaje activo, la insuficiente labor en la atención primaria de salud, y el aislamiento oportuno a los viajeros son los aspectos negativos de mayor incidencia que recaban del rescate de todas las enseñanzas que ha dejado el enfrentamiento a la pandemia en el país.

Entretanto, la producción de alimentos, no solo para los habitantes de la provincia, sino también para el abastecimiento a La Habana, resultó parte del análisis por la capacidad de Artemisa en las producciones agrícolas.

Atrasos en la actual campaña de siembra de frío, con incumplimientos en varios renglones, denotan la necesidad de que las bases productivas aprieten el paso.

La reunión de Artemisa fue la tercera de un ciclo que desarrolla la más alta dirección de nuestro gobierno con autoridades de las provincias y que contó, además, con la presencia de viceprimeros ministros, ministros de varios sectores y funcionarios del gobierno. (Texto y fotos: Tomados de Radio Rebelde)