Fidel, piedra angular en sector cubano de la Salud Pública

Diciembre, 2020.- El pensamiento y la acción de Fidel fueron decisivos en los cambios que se originaron en el sistema nacional de Salud Pública desde los primeros años de la victoria, que con luz propia enciende cada enero en Cuba.

Los positivos resultados de este sector dieron los beneficios que el pueblo tanto necesitaba. El coraje de esa lucha, vestida de clandestinidad y verde olivo, permitió tomar el camino recto de las conquistas sociales.

En la vista oral, realizada luego del asalto al cuartel Moncada, el líder de la Generación del Centenario señaló como uno de los seis puntos a resolver la precaria realidad de la desnutrición, la mortalidad infantil, las enfermedades incurables y el impracticable acceso a las vacunas.

Como lo soñó y pensó el Comandante en Jefe, los primeros graduados de Medicina se colocaron los morrales a la espalda y partieron plenos de pasión ética y revolucionaria hacia las zonas más intrincadas de la geografía cubana a curar el parasitismo y otras enfermedades.

El desarrollo e incremento de los profesionales del mencionado sector es un hecho visible desde hace varios años. Su entrega altruista está presente también en países hermanos de África, América Latina y el Caribe, en un desprendimiento de gran magnitud internacionalista.

De enfrentamiento, incluso en los tiempos que corren por la COVID-19, poniendo en riesgo las vidas para salvar las de otros, así son de valerosos estos modestos seres humanos.

El pensamiento y la acción de Fidel es piedra angular en el accionar consciente de cada mujer y hombre de las batas blancas del territorio santacruceño.

El legado del fiel martiano es un Granma que enfrenta en aguas turbulentas los desafíos del bloqueo imperialista en hospitales, policlínicos y consultorios del médico y enfermera de la familia.