Estudiantes santacruceños ponen a prueba lo aprendido en actual curso escolar

Santa Cruz del Sur, 17 jun .- El calendario lectivo 2014-1015 va llegando al final de los nueve meses establecidos. Intensa ha sido la actividad llevaba a cabo, a la par, por los profesores, alumnos, la familia y la comunidad, dirigida a convertir la escuela en el centro cultural más importante.

 

Fue un período donde las transformaciones en el Sistema Educacional cubano favorecieron a los maestros, dándole la oportunidad de prepararse mejor para llevar a los discípulos clases atractivas, con calidad reconocida.

 

La Educación es como un árbol, se siembra una semilla y se abre en muchas ramas. Esta sentencia Martiana expresa el significado de la enseñanza, dedicada a formar hombres buenos, virtuosos y útiles, asimismo nos recuerda mantener la exigencia en el perfeccionamiento de esta labor para formar mejor al hombre nuevo.

 

En Santa Cruz del Sur la enseñanza general realiza las evaluaciones finales. El estudio consciente de los estudiantes, esforzados en lograr un aprendizaje acorde al grado, les permitirá obtener notas satisfactorias, alegría de la que serán partícipes los padres, preocupados guardianes en el avance de los hijos desde las aulas.

“Desde que mis dos hijas comenzaron la escuela me he mantenido acercándome a sus maestros para saber los resultados académicos y disciplinarios; manteniéndome al tanto de los contenidos que reciben. La mayor va a comenzar la carrera de Medicina y la más chiquita concluye el sexto grado. Los padres no debemos desligarnos de nuestros hijos, nada nos puede sorprender, mucho menos en la etapa estudiantil”, comenta Ludmila Hernández Guerra, madre de Leidianis de la Caridad Zerpa Hernández

 

Leidianis, alumna de la escuela primaria José Martí, asevera, no le gustaría “que mis padres pierdan la confianza en mí. Soy comunicativa con ellos al igual que mi hermana. Nos inculcan día a día el amor al estudio, ser respetuosas y entusiastas en las actividades del plantel. Asi seré en la secundaria”.

 

En cada recinto de la Enzeñanza Primaria los educandos de segundo, cuarto, quinto y sexto grado, emprenden otro compromiso. Estos pequeños se encuentran realizando las pruebas orales de lectura. Seguidamente los discípulos de segundo y cuarto examinarán los cálculos matemáticos, también de forma oral.

Julio Banega Vilma, jefe de la citada Educación  en la localidad, informó que esos educandos harán las pruebas escritas hasta el día 26. “Quienes desaprueben tendrán derecho a revalorizar del primero al cuatro de julio, mientras las de carácter extraordinario están previstos desde el día ocho al 11 de ese propio mes”.

 

Dijo, hay seis tribunales de calificación con un metodólogo como máximo responsable. “Se cumple con todas las orientaciones dadas por el Ministerio de Educación (MINED) en la Resolución 238 que norma las evaluaciones. Aspiramos a una favorable promoción, con la transparencia exigida”.

 

Días que definen

 

El curso que ahora va llegando a su final ha posibilitado multiplicar experiencias hacia lo bello, cautivador y formativo. La racionalidad impregnada de eficiencia impone  nuevos desafíos educativos. Terminar conlleva a dejar todo listo en los colegios para el venidero comienzo en septiembre. Profesores, alumnos y familia tendrán derecho ha veranear donde les resulte mejor.

 

De pruebas se encuentran al mismo tiempo los escolares de los grados décimo y undécimo en las asignaturas español, historia, química y física. Los de séptimo y octavo ejecutan las evaluaciones en Matemática, Español y Ciencia Natural, para seguidamente hacer  los de Física y Química. Debemos aclarar que hace varios días los alumnos de noveno y duodécimo grados concluyeron sus exámenes ordinarios.

 

Aquellos que ya terminaron el último año de la enseñanza media básica pudieron optar por carreras pedagógicas, técnicos medios, la escuela de oficios o continuar hacia la Enseñanza Media Superior, acorde a las puntuaciones obtenidas.

Humberto Márquez Oliva, director de la Escuela Secundaria Básica Urbana Camilo Cienfuegos (hay otros 3 centros rurales y uno en el campo de igual sistema), dijo que en breve los 189 educandos que terminaron el noveno grado participarán en el acto de graduación. “Será una jornada emotiva”.

 

Al referirse al calendario escolar 2014-2015 lo consideró de muy positivo. “Se ganó en puntualidad, asistencia, disciplina, eficacia en la impartición de los contenidos. Ha sido una etapa de avance”.

 

“El calendario de las pruebas es del conocimiento de todos los docentes, alumnos y padres”, enfatizó. “La labor ha sido conjunta; esperamos un satisfactorio resultado”.

A Héctor Felipe Guevara Arias la solidaridad lo distingue. “Las puertas de mi casa seguirán abiertas para el compañerito o la compañerita de mi grupo o de otros que quieran ir a repasar, aclarar dudas. Todos debemos ayudarnos y aprovechar el tiempo. Estudiar es nuestro primer deber”, manifestó este discípulo de séptimo grado, jefe de destacamento y monitor de Español, Historia y Ciencia Natural.

Por su parte Raquel Rafaela Álvarez Pantoja, directora del Instituto PreUniversitario Henry Reeve (existe otro en la zona rural La Jagua), puntualizó que de los 53 estudiantes de duodécimo grado ese centro que asistieron a la primera convocatoria para optar por carreras en la Enseñanza Superior, sólo 24 aprobaron. Los restantes irán a segunda oportunidad los días 18, 22 y 24 de junio.

 

“Nos hemos mantenido apoyados por la familia y la comunidad. Los profesores han hecho una gran labor; ha sido una etapa intensiva. El alumnado demuestra interés. Confiamos en que las notas académicas de los alumnos de décimo y undécimo estén al nivel de la labor desarrollada”.

Josefa Sixto Oliva, Metodóloga de Organización Escolar en la Enseñanza Técnica Profesional, explicó que los profesores y el alumnado a este nivel se concentran en el Instituto Politécnico y de Servicio Raúl Rodríguez Moreno, el Instituto Politécnico Agropecuario José Fonseca Bolívar y el Instituto Polítécnico Héroes de Bolivia, estos dos últimos en el poblado Cándido González.

Una de las alumnas en ese centro es Elizarda Ramos Rodríguez. “Curso el segundo año en la especialidad de técnico medio en elaboración de los alimentos. Estoy lista para efectuar las evaluaciones escritas. Tengo la plena seguridad que las aprobaré. Quien se prepara no poncha”.

 

La Oliva agregó, “se encuentra el estudiantado en ciclo de exámenes y a la vez vamos los docentes garantizando la seguridad del calendario escolar 2015-2016. Ambas son prioridades. Nuestros estudiantes poseen mayor aprendizaje, porque las clases cumplen el propósito definido”

 

Recibieron repasos de los profesores previos a las pruebas, aclarándose cuanta duda dijeron tener. Los monitores en cada grupo han jugado su rol en ese sentido. Tenemos confianza en la capacidad del alumnado. Sabrán desenvolverse en cada examen”.