Engrandece cultura santacruceña el percusionista José Ángel Torres Fornaris

Febrero 2022.- Prefirió dejar de participar, llegado el momento, en algunos juegos propios de infantes para tocar la tumbadora en la comparsa de su coterráneo, ya fallecido, el Negro López.

En los carnavales de este territorio, efectuados entre 1956 y 1957, Luis Ángel Torres Fornaris (Changui) mostraba la herencia musical que poseían sus genes.

Años más tarde adquiere conocimientos de teoría y solfeo con el experimentado maestro Juan Sotomayor Llópiz, quien fuera por mucho tiempo director de la Banda de Conciertos, aquí. “Aprendí a tocar el saxofón barítono“, resaltó.

En su juventud tuvo la oportunidad de ser el baterista, sin apenas conocimiento, del grupo de aficionados Los Sigmas, que dirigía Ernesto Couto, como bajista. Lo integraban, además, Manolito Couto en la guitarra y Tamara Taranco en el piano.

“A los cantantes de la agrupación no los he olvidado, eran Betty Cañete, Margarita Beltrán y Mandi Almenares. Interpretábamos canciones de grupos de la década prodigiosa, por ejemplo Los Fórmula Quinta”, rememoró el santacruceño.

Luego formó parte de Sigsi, otro grupo de aficionados del patio, con Candelaria Izaguirre en el piano, Luis Moncada, el arreglista musical, en el clarinete, y Jorge Monreal, bajista; Carmelo Almenares, en el trombón y David Entenza en la batería. “A mí se me encargó hacer voces con Bernardo Cisneros”, expuso.

Más de una década se mantuvo, después, Luis Ángel en Los Churis, dirigido profesionalmente por el saxofonista Miguel Socarrás Aleaga.

La agrupación en la que el entrevistado hizo sonar bien los cueros de las tumbadoras y en la que se creció en la batería cambia de nombre. Se llamó Proyección Latina. “Nuestro repertorio de música popular bailable atraía a numeroso público“, señaló irrefutable.

Volver y mantenerse en la Banda de Conciertos es para Luis Ángel Torres Fornaris inmenso honor. Este ejemplar percusionista de la centenaria institución engrandece con su trabajo la cultura santacruceña.