En espera Raúl y su Vallenato para poner a bailar a los santacruceños

Santa Cruz del Sur, 10 jul.- La agresividad del SARS-CoV-2 detuvo hace 16 meses las presentaciones públicas del popular grupo Raúl y su Vallenato, agrupación perteneciente al Movimiento de Aficionados de la casa de la cultura Olga Alonso de estos predios.

 

Aunque inmenso es el deseo de los lugareños de moverse al compás del pegajoso ritmo y cantar los atractivos temas, no queda más remedio que esperar a que la compleja situación epidemiológica se normalice.

 

“Las personas tienen sed de fiesta, eso lo sabemos. En muchos hogares hay quienes escuchan varias de nuestras grabaciones. De esa manera el recogimiento en casa se torna menos angustioso. Muy agradecidos estamos que no nos olviden. Extrañamos nuestros conciertos pero algún día nos volveremos a encontrar con la gente linda de esta localidad”, dijo Raúl Salazar Maderná (Coso) al periodista, quien lo visitó en su morada respetando las normas del distanciamiento social.

 

El grupo, creado el 17 marzo de 2020, tiene 50 piezas musicales en el repertorio, expuso su director. “Unas 16 son de mi autoría, entre ellas están Santa Cruz del Sur, Como quiero a mi mujer y El beso”, comentó el entrevistado.

 

También gustan El Cafetal, El Miki, El Chevi, La negra pa’quemarse y Eleguá, entre otros. “Cuando empezamos a tocar, señaló, los bailadores nos piden no parar. Eso nos complace y nos estimula a realizar un mejor trabajo”.

 

La agrupación santacruceña durante algún tiempo ejecutó ensayos los sábados en la mañana, pero la COVID-19 puso impedimento categórico a estos encuentros.

 

“No hay que desesperarse, lo importante es cuidar de la salud para luego disfrutar en grande cuando el virus deje de ser un terrible peligro. Hay Raúl y su Vallenato para rato”, afirmó placentero Salazar Maderná.

Tomado de la página en Facebook Cultura Scs