Cuba busca ampliar actores económicos con una mayor autonomía

La Habana, 15 oct.- Cuba prioriza la ampliación de los actores económicos en el país con una mayor autonomía, complementariedad y encadenamiento productivo, afirmaron fuentes oficiales.

 

De acuerdo con el viceprimer ministro Alejandro Gil, las transformaciones que se llevan a cabo como parte del ordenamiento monetario buscan elevar la eficiencia y la productividad nacional.

En ese sentido, Gil reiteró que las micro, pequeñas y medianas empresas podrán concebirse en el sector estatal y privado.

Buscamos establecer un marco legal que les da mayor autonomía y en esto desempeñará un papel principal el desarrollo local y territorial, explicó el también ministro de Economía y Planificación.

Gil enfatizó que el desarrollo de las denominadas pymes se complementa con el perfeccionamiento del trabajo en el sector no estatal y con las transformaciones dentro del sistema empresarial.

Por su parte, el jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, Marino Murillo, subrayó que todas las empresas exportadoras de la economía nacional aumentarán sus utilidades con el ordenamiento monetario.

El funcionario explicó que como parte de la dualidad monetaria y cambiaria en Cuba, existe una sobrevaluación del peso con respecto al dólar lo cual representa un freno para las capacidades productivas.

‘Esta situación desestimula a los exportadores y favorece las importaciones, algo que contradice la estrategia económica del país para hacer frente a la crisis generada por la Covid-19 y el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos’, subrayó.

Según Murillo, más de 20 mil personas del sector empresarial han recibido capacitación para enfrentar este proceso.

Ambos funcionarios explicaron que el escenario actual resta competitividad a la producción nacional porque con la dualidad monetaria y cambiaria las importaciones son más baratas que comprar los productos cubanos.

En comparecencia durante el programa informativo Mesa Redonda, Gil y Murillo respondieron a inquietudes de la población cubana sobre la estrategia económica de la isla.

Gil explicó que Cuba trabaja para que el ordenamiento monetario permita en el futuro que todas las transacciones que se hagan en la nación sean en peso cubano.

Por otro lado, el titular aclaró que la planificación centralizada por la que apuesta Cuba significa que a nivel de país se tomarán las principales decisiones de la economía.

‘Esto es diferente al concepto de asignación centralizada el cual se refiere a las formas en la que los actores económicos acceden a las divisas’, dijo.

La nación caribeña mantiene en circulación dos monedas: el CUP y el CUC, a ello se suma el fenómeno de la dualidad cambiaria, que establece tasas diferentes entre las monedas nacionales, así como entre estas y las divisas extranjeras.

Cuba tiene actualmente un cambio para la población (25 CUP = 1 CUC = 1 USD), y otro para las personas jurídicas (1 CUC= 1 CUP = 1 USD), lo cual genera confusión en las mediciones de los costos reales de la actividad empresarial y distorsiona los análisis de rentabilidad.

Desde el 2011, a partir de los Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, se orientó la unificación como parte del proceso de ordenamiento monetario en la nación.

Cuba actualizó un plan económico que contempla acciones para favorecer las exportaciones, impulsar la aplicación de la ciencia y la tecnología, aumentar la producción de alimentos y potenciar el encadenamiento productivo. (Prensa Latina)