Cuba aplicará tasa sanitaria a viajeros del exterior desde diciembre

La Habana, 16 nov.- Cuba estableció una tasa sanitaria para los servicios de control que realizan las autoridades de Salud Pública en los aeropuertos, puertos y marinas internacionales a quienes arriben al territorio nacional, informaron medios locales.

 

La medida entrará en vigor el 1 de diciembre, de acuerdo con la Resolución 293-2020 del Ministerio de Finanzas y Precios, publicada la víspera en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 64.

La cuantía de la tarifa es de 30 dólares estadounidenses o su equivalente en cualquier otra moneda libremente convertible, y su aplicación se corresponde con el Reglamento Sanitario Internacional, del cual Cuba es signataria.

Según la Resolución, los ingresos obtenidos por esta vía contribuirán a financiar los costos de la aplicación de las medidas higiénico-sanitarias de atención a los pasajeros que lleguen al país, como parte de las acciones contra la propagación internacional de las enfermedades.

El documento precisa que se exime del pago a los tripulantes de naves o aeronaves cuya estancia en la nación caribeña sea menor a 24 horas, en tanto los transportistas aéreos, navieras o propietarios de las embarcaciones, deberán abonar la tasa correspondiente de sus pasajeros y tripulantes.

El jefe de departamento de Control Sanitario Internacional del Ministerio de Salud Pública, Carmelo Trujillo, aclaró al sitio Cubadebate que la tarifa comprende no solo la realización de la prueba PCR, sino además los costos de todos los protocolos sanitarios que se empleen en frontera.

El valor de la tasa vendrá incorporado en los boletos de viaje, precisó, y deberán abonarla tanto los cubanos como los extranjeros.

Trujillo explicó que a las personas que llegan al país se les practican dos pruebas de diagnóstico, una en frontera y otra al quinto día de estar en territorio nacional, cuyos resultados deben estar en un periodo de 24 a 48 horas.

Durante ese tiempo deben permanecer sin abandonar el sitio de localización y cumplir con los protocolos aprobados; de no hacerlo deberán enfrentar lo establecido en la legislación vigente en torno a la propagación de epidemias.

La Resolución detalla que los ministros de Salud Pública, del Transporte y de Turismo, quedan encargados de garantizar los procedimientos contables y financieros para la gestión y cobro de la tasa sanitaria, así como su asignación efectiva al destino previsto. (Prensa Latina)