Conflicto en Ucrania sigue en centro de debates en ONU

Naciones Unidas, 18 mar.- El conflicto en Ucrania sigue en el centro del Consejo de Seguridad de ONU, aunque ya hoy dejará de realizarse una votación sobre un proyecto de resolución propuesto por Rusia al respecto.

La víspera, el representante permanente de Moscú ante la ONU, Vasili Nebenzia, anunció tal decisión y acusó a los países occidentales de orquestar una campaña de «presión sin precedentes» y de torcer la voluntad de algunos Estados miembros del organismo multilateral.

Además, el diplomático ruso solicitó otra reunión de emergencia del Consejo de Seguridad para tratar nuevamente el tema de los laboratorios biológicos en Ucrania, aparentemente financiados por Estados Unidos.

El objetivo es presentar más documentos obtenidos en el transcurso de la operación militar en territorio ucraniano, indicó el jueves durante una reunión de emergencia del Consejo.

Nebenzia acusó a Estados Unidos y a sus aliados occidentales de “echar leña al fuego” mientras suministran armamento a Kiev, lo cual representa un riesgo para la seguridad regional y pudiera tener repercusiones trágicas, dijo.

Ucrania continúa como un peón en el ajedrez de Occidente, afirmó el embajador y rechazó la campaña desinformación por parte de la gran prensa respecto a hechos como el supuesto ataque a un hospital materno y a un teatro donde estaban civiles en Mariupol.

El diplomático comentó que esa ciudad ucraniana es espacio para el nazismo: el aeropuerto cuenta con una prisión infame con celdas de aislamiento y de tortura, y allí pueden cubrir sus delitos sin rendir cuentas por ellos.

Asimismo, lamentó cómo los nacionalistas y batallones neonazis utilizan a la población ucraniana como escudo humano y no los dejan evacuar, amenazan y disparan a quienes intentan marcharse, ocupan edificios residenciales y violan el derecho internacional humanitario.

Por otro lado, el embajador ruso expuso que delegaciones de otros países ante Naciones Unidas enfrentan presión y chantaje económico para no respaldar el proyecto de resolución que Moscú presentará este viernes, aunque desistió de someterlo a votación.

El texto contiene disposiciones humanitarias claras como un llamado a un cese el fuego negociado, la evacuación de civiles y el respeto del derecho internacional humanitario, según explicó la representación de Moscú.

Rusia lanzó el pasado 24 de febrero lo que el presidente Vladimir Putin calificó de operación militar especial en la región autónoma ucraniana de Donbass, después de que las autoridades de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk le solicitaron ayuda para repeler la agresión de fuerzas nacionalistas.

Putin señala que el fin de esa operación militar solo es posible si Kiev cesa las hostilidades y cumple exigencias de Moscú, que por años ha denunciado cómo el Gobierno ucraniano incumple los Acuerdos de Minsk enfocados en poner fin al conflicto en el Donbass.

(Prensa Latina)