Ciencia de Cuba refuta informe sobre supuestos ataques sónicos

La Habana, 16 dic.- La Academia de Ciencias de Cuba refutó una reciente investigación publicada en Estados Unidos sobre los supuestos ataques sónicos a diplomáticos de la nación norteña en esta capital.

 

En una declaración a la que tuvo acceso Prensa Latina, la institución cubana rechaza la politización del tema y convoca a una colaboración imparcial y sólida entre ambos países para aclarar el asunto, que conllevó la retirada de la mayor parte del personal estadounidense aquí en 2017.

De forma particular, el texto discrepa con un informe divulgado por las Academias Nacionales de Ciencia, Ingeniería y Medicina (Nasem, por sus siglas en inglés), que ‘concluye pero no demuestra que las ondas de radiofrecuencia pudieran haber sido la explicación más plausible para las quejas de salud de los diplomáticos’.

En ese sentido, la institución cubana no concuerda con la conclusión final sobre las causas de los padecimientos aunque reconoce que el reporte definió la caracterización médica y emitió recomendaciones válidas.

La publicación de Nasem no cita ninguna evidencia directa de la hipótesis de la radiofrecuencia, y su discusión de la literatura contradice esta idea en varios de sus párrafos, agrega la declaración divulgada por el presidente de la Academia de Ciencias, Luis Velázquez.

El informe de la entidad estadounidense descarta acertadamente las afirmaciones sobre pruebas de neuroimágenes que demuestran daños cerebrales en estos pacientes ya que no se encontraron efectos en los exámenes estándar y los hallazgos con métodos más avanzados son notoriamente difíciles de replicar, explica.

Nasem descalifica, asimismo, los datos neuropsicológicos reportados y destaca una heterogeneidad clínica que desmiente la idea de un síndrome único.

Esto implica que no hay pruebas sólidas de una lesión cerebral generalizada a causa de los débiles datos publicados, enfatiza la declaración cubana.

La Academia de Ciencias de Cuba rechaza el uso irresponsable del informe por la prensa y políticos norteamericanos con la omisión de la mayoría de sus conclusiones y la amplificación de aspectos más especulativos.

Al respecto, ratifica su disposición a trabajar de conjunto para ayudar a las personas y promover vínculos más estrechos entre las comunidades científicas y, eventualmente, entre los dos países. (Prensa Latina)