A Cuba le urge desarrollar su producción agropecuaria dice Díaz-Canel

La Habana, 20 ago.- El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, afirmó que al país le urge sustentar su desarrollo en la producción agropecuaria, para lo cual se requiere más agilidad en la implementación de las transformaciones que demanda el sector.

 

Durante una videoconferencia con las máximas autoridades de las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, el mandatario examinó el programa de producción de alimentos y soberanía alimentaria, e insistió en los aportes que pueden hacer la ciencia y la innovación para alcanzar mejores resultados.

El jefe de Estado se refirió al impacto de la agricultura en la estrategia de la isla para recuperar su economía en medio de la crisis generada por la Covid-19, y señaló que se debe trabajar con mayor celeridad en los cambios propuestos.

Entre estos citó los novedosos sistemas de incentivos para los productores, la exportación, el tratamiento tributario y el fomento a la producción, reseña el sitio de la Presidencia.

Asimismo, abordó la importancia de transformar el modelo productivo, con rápidos y suficientes aportes, orientados a la búsqueda de una gestión y planificación agroalimentaria dinamizadora e integradora, en circuitos locales de abastecimiento.

Díaz-Canel llamó a acabar con el concepto de que todo va a venir de un Plan nacional, y convocó a potenciar la gestión de gobierno, administrativa y empresarial desde los territorios.

Existen las normativas necesarias y muchas soluciones aportadas por la ciencia, precisó el mandatario, quien también observó la necesidad de poner la contribución territorial del uno por ciento en función del desarrollo local, para agregar valor a producciones y servicios que se generen allí.

‘Todo eso hay que lograrlo con la participación responsable, solidaria y activa de la población’, afirmó el jefe de Estado en la reunión, que contó con la participación del segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado; el vicepresidente, Salvador Valdés, y el primer ministro, Manuel Marrero. (Prensa Latina)