Zelaya impugnará las elecciones bajo el golpe de Estado

Zelaya impugnará las elecciones bajo el golpe de EstadoTegucigalpa, 20 nov .- El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, anunció su decisión de impugnar las elecciones ilegales que se efectuarán el 29 de noviembre bajo el régimen de facto.

Este proceso es ilegal, violenta los derechos del pueblo y pretende encubrir a los autores materiales e intelectuales del golpe de Estado, denunció el mandatario en un comunicado.

Zelaya fue secuestrado por un grupo de militares y desterrado a Costa Rica el 28 de junio, cuando se iba a celebrar una encuesta en torno a futuras reformas constitucionales.

Tres meses después logró regresar de manera sorpresiva al país y desde entonces se encuentra en la embajada de Brasil, bajo un fuerte cerco del ejército y la policía.

Sería una vergüenza histórica para Honduras y una infamia para los pueblos celebrar elecciones con el presidente electo rodeado por militares y un presidente de facto rodeado por los poderosos en el Palacio, dijo Zelaya.

Advirtió que el presidente surgido de este proceso será un gobernante débil, sometido a las elites, que podrán derrocarlo cuando les estorbe.

En el comunicado, el gobernante constitucional recordó que los comicios no gozan del respaldo internacional, especialmente de la ONU y la OEA, y de manera oficial los países han desconocido el proceso, excepto Estados Unidos.

Pese a no haberse revertido el cuartelazo, el subsecretario norteamericano de Estado adjunto para el hemisferio occidental, Craig Kelly, dijo que para su país las elecciones son "una parte importante de la solución para la paz hacia el futuro".

En un editorial publicado hoy el periódico Tiempo califica de falacia el hecho de pretender retornar al orden institucional mediante la celebración de comicios en estado de facto.

"La desaparición de los poderes constituidos vuelve inexistente la legitimidad de los procesos políticos, especialmente la de aquellos relacionados con la continuidad del Estado de derecho, que no puede conseguirse bajo un régimen de facto", advierte el diario.(PL)