Insulza considera peligroso que se persiga a la prensa en Honduras

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Isulza consideró este domingo que es "muy peligroso, complicado, que se le ponga límite al trabajo de la prensa" en Honduras, en referencia a la detención de la que fue víctima el equipo de teleSUR y de la televisora estatal venezolana VTV en la nación, quienes fueron arrestados y amenazados en horas de la madrugada de este día.

En declaraciones exclusivas a teleSUR desde Washington, insistió en que "la comunidad internacional se informa es por CNN y teleSUR" por lo que no se puede permitir el atropello a las labores periodísticas.

Manifestó que no quiere "emitir fuertes condenas que pueden más bien perjudicar a estas personas (a los periodistas)", por lo que va a esperar que "algunas horas para ver si lo ocurrido se soluciona".

Instó al equipo de teleSUR a que "mantengan la calma, estamos preocupados por ellos y vamos a hacer todo lo posible para que se normalice su situación".

Dijo que muchas veces, después que se solucionan las cuestiones políticas, se sanciona a los represores.

Con respecto a la reciente reunión que tuvo con el presidente Zelaya informó: "pasamos revista a toda la situación, a las diversas alternativas que había, a la mediación del presidente (Óscar) Árias, cómo ha funcionado, estamos de acuerdo junto con el presidente Zelaya que se deben continuar, es necesario continuarla".

Ratificó que como organización, en casos como este, la OEA tiene la obligación de respaldar al gobierno constitucional de Honduras.

Indicó que el único camino democrático es el restablecimiento del presidente Zelaya, por ello, espera "que el diálogo y el debate vayan conduciendo a todo el mundo a esa conclusión", dijo.

Comentó que lo importante en todo lo acontecido es que, "no hay nadie en la comunidad internacional que haya dejado de reconocer el carácter de este golpe de Estado y de condenarlo".

Indicó que la vía pacífica es la única permisible para solventar la crisis política en Honduras, originada tras el derrocamiento del presidente legítimo, Manuel Zelaya, y la imposición del régimen de facto de Roberto Micheletti.

"La única resistencia es la que puede poner el pueblo de Honduras", agregó.

(Tomado de TeleSUR)