Cuba: Un tiempo ávido de paradigmas

Cuba: Un tiempo ávido de paradigmas
Son tiempos convulsos y esta es una idea que pareciera repetirse casi mecánicamente en todas partes en los medios de comunicación masiva, de una u otra forma.

La idea se fundamenta básicamente en las razones económicas que provocan altibajos en todos los órdenes que componen las sociedades del planeta.

Y cuando determinados acontecimientos remueven los cimientos de una sociedad casi siempre impactan porque irrumpen, precisamente, en el sector más vulnerable: la economía.

Sin embargo, en Cuba, un suceso ha conmovido a casi toda su gente y el móvil no ha sido económico, sino meramente afectivo.

Y más allá incluso, ha tocado las fibras más sensibles de cada cubano, aquellas que tienen que ver con la lealtad y el ejemplo que no se quiebra gracias a cinco hombres intachables que, desde que bajaron del avión y pisaron suelo cubano, han removido emociones, apegos, esperanzas y certezas.

Entonces convertirnos en testigos de lágrimas colectivas ante el abrazo de un hijo con su padre o una esposa que atrapa toda la felicidad del mundo en un beso, se transforma en un privilegio poco común en estos tiempos.

Y es que la alegría colectiva ha inundado calles y casas desde el más privado de los sentimientos.

Tampoco quedó rostro exento de lágrimas cuando desde el escenario cinco hombres cantaron, como adolescentes renovados, el tema de Silvio Rodríguez devenido en himno desde la oscuridad de sus celdas: El necio.

Un himno trascendente hasta para quienes ya peinan nevada su existencia igual que mi vecina, quien conmovida esta mañana, en su constante delirio al pie de la noticia, me contaba todo como si me avisara de primera mano que este fin de año sí lo celebraríamos diferente.

Y entonces descubro que ésta es una historia común hoy y ahora, aquí, donde todas las generaciones unidas recurren simultáneas al llanto emocionado en este tiempo ávido de paradigmas por un mismo abrazo, un mismo gesto, un mismo canto.

Por Ania Ortega/ Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina