ONU: Piden salida política en Siria y reformas a Consejo de Seguridad

Naciones Unidas, 9 oct. -La búsqueda de una salida política al conflicto en Siria y la reforma del Consejo de Seguridad estuvieron hoy entre las demandas de los países en la Asamblea General de la ONU.

Al continuar aquí las plenarias del 68 período de sesiones de la Asamblea, fueron planteados los temas de Siria, las transformaciones en Naciones Unidas y el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, en una jornada en la que el secretario general, Ban Ki-moon, presentó las memorias sobre la labor de la Organización.

Para Argentina, la crisis en la nación árabe ha puesto una vez más en la palestra la necesaria reforma del Consejo de Seguridad, y en particular la eliminación del derecho a veto que tienen cinco potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y el Reino Unido).

Buenos Aires insistió en la solución negociada como único camino para satisfacer las aspiraciones del pueblo sirio, por lo que defendió la "pronta realización" de una segunda conferencia internacional sobre Siria, para dar continuidad a la celebrada en junio de 2012 en Ginebra, Suiza.

Por su parte, Malasia llamó a un proceso político que contemple a todos los actores del conflicto, y expresó su rechazo a cualquier acción unilateral para abordarlo.

Las menciones a la situación siria en la plenaria, además del pedido de salida pacífica, incluyeron la condena al uso de armas químicas, el respaldo a la eliminación en curso de esos artefactos con el apoyo de Damasco y la solicitud de que comparezcan ante la justicia los responsables de crímenes.

A su turno en la Asamblea, India también se refirió a la reforma del Consejo de Seguridad, lamentando que el secretario general no citara esa cuestión en sus memorias de gestión de la ONU.

Debemos de comenzar negociaciones reales en ese sentido, y aprovechar que las Naciones Unidas llegarán en 2015 a su 70 aniversario para materializar las transformaciones, señaló el país surasiático.

En sintonía con el informe rendido por Ban, muchas intervenciones de la plenaria se centraron en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio y en la creación de una agenda de desarrollo sostenible para cuando en 2015 se venza el límite fijado hace 13 años para lograr esas metas anti-pobreza.

Más temprano, el presidente del 68 período de sesiones de la Asamblea, Jonh Ashe, presentó una resolución -aprobada aquí- que recoge el compromiso de la comunidad internacional con el impulso a los Objetivos del Milenio y a la agenda post-2015.

Ashe consideró ambicioso al documento, pero insistió en la importancia de avanzar en la materialización de su contenido.(PL)