India y Pakistán vuelven sobre conflicto de Siachen

India y Pakistán vuelven sobre conflicto de Siachen Nueva Delhi, 8 jun . – Una delegación india viajará la próxima semana a Pakistán para discutir la delimitación del glaciar de Siachen y las posiciones de los respectivos ejércitos en esa disputada porción de la cordillera himaláyica de Saltoro.

Al confirmar hoy aquí la reunión para el lunes y martes próximo, funcionarios del gobierno dijeron que la India no está dispuesta a conceder ventajas tácticas en la zona, en los años 80 el campo de batalla más alto del mundo.

Pese a la voluntad del primer ministro Manmohan Singh de convertir al glaciar en "una montaña de paz", el Comité de Seguridad del Gabinete recalcó el jueves que antes deberán observarse varios pre-requisitos.

Pakistán es partidario de un repliegue de los ejércitos a una mayor distancia de la actual línea divisoria -mide unos 110 kilómetros-, pero la India considera ventajosas sus actuales posiciones y pretende certificarlas sobre el mapa y el terreno antes de acordar un dislocamiento de las tropas. La decimotercera ronda de conversaciones tendrá lugar en Islamabad encabezada por los respectivos secretarios de Defensa. La anterior tuvo lugar en Nueva Delhi hace casi un año.

Por encima de los seis mil metros sobre el nivel del mar, el glaciar de Siachen marca la frontera entre la India, Pakistán y China en el Himalaya.

En 1984, tropas indias desalojaron a las pakistaníes de la agreste montaña de hielo y nieve, un episodio que colocó a ambas potencias nucleares al borde de su cuarta guerra desde la partición del subcontinente en 1947.

Un tenso alto el fuego sigue caldeando la zona del glacial desde el 2003.

Un desgraciado incidente relanzó el inhóspito paraje a la palestra pública: el pasado 7 de abril, una avalancha sepultó a 139 miembros del Sexto Batallón de Infantería Ligera del Norte del Ejército de Pakistán dentro de su base, situada en la región de Gayari. Solo han podido recuperarse unos pocos cadáveres.

El incidente movió a numerosos líderes civiles y militares pakistaníes a renovar los llamados por la desmilitarización de la zona, de dudoso valor estratégico a la luz de los nuevos armamentos y técnicas de combate.

Las condiciones allí son tan duras, que expertos militares le atribuyen más muertes a las nevadas, a las bajas temperaturas y las avalanchas que a las armas.(PL)