Crisis económica global: la gran protagonista de la jornada inaugural

Crisis económica global: la gran protagonista de la jornada inauguralLa crisis económica global fue la gran protagonista en la jornada inaugural del XI Encuentro Internacional de Economistas sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, que presidieron José Ramón Machado Ventura, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; su excelencia Leonel Fernández Reyna, Presidente de la República Dominicana; Esteban Lazo Hernández, Vicepresidente del Consejo de Estado; Edmund Phelps y Robert Mundell, Premios Nobel de Economía, y Roberto Verrier Castro, Presidente del Comité Organizador del evento, entre otras personalidades.

Examinada desde distintos ángulos en sus causas, consecuencias y posibles alternativas de salida en las cuatro conferencias y un panel considerados ayer, así como en las intervenciones de otros participantes que suscitó el debate, hubo plena coincidencia en la gravedad de la compleja situación económico-financiera que atraviesa el mundo, agravada en los últimos meses, aun cuando la variedad en los enfoques confirmó desde un inicio la validez de esta magna cita en la confrontación de ideas.

El terremoto de Wall Street ha desconcertado al establishment global. En la cúspide del poder predominan el pánico y las declaraciones alarmistas. Todos registran la presencia de un acontecimiento que podría inaugurar un cambio de época. Las víctimas no tienen la responsabilidad de esta crisis. Hay que encontrar las respuestas que reclama la humanidad en los muchos efectos que la han impactado.

En las palabras de bienvenida Roberto Verrier recordó que esta reunión tratará de "insistir en la búsqueda de respuestas a preguntas fundamentales de nuestra época, muchas de las cuales fueron planteadas, hace una década, como desafío inicial, por el promotor y fundador de estos encuentros, el compañero Fidel Castro Ruz".

Argumentó que hoy no "se trata de una recesión ni de una depresión, sino de una caída libre de la economía, que aún no ha tocado fondo y no hay señales claras de cuándo lo hará, mientras todos los indicadores siguen empeorando. En especial el desempleo, que ya sobrepasa los niveles alcanzados durante la crisis de 1974 al 75".

El primer ponente fue el estadounidense Edmund Phelps, Premio Nobel de Economía 2006, quien ha asistido, con este, a tres encuentros de Globalización y tituló su conferencia "Altruismo y responsabilidad social".

Phelps insistió en que no llegaba a esta cita para ofrecer recetas y sugirió la idea de que "la deficiencia de la responsabilidad personal desempeñó un papel en la crisis financiera que empezó en Estados Unidos y que se diseminó por el resto del mundo".

Como parte del panel "De la crisis financiera a la crisis económica global: impactos y lecciones", Claudio Katz, de Argentina, al caracterizar el actual contexto se concentró en que en los últimos meses no solo ha irrumpido una etapa de fraudes impositivos y una escandalosa utilización de los fondos públicos, sino que se congelan créditos y siguen contando con el apoyo oficial para sus pérdidas, mientras "no hay suficiente dinero público para redimir tantas quiebras".

Una idea interesante en la actual coyuntura es el "escenario de luchas sociales que se avecina en el Primer Mundo", debido al gran atropello, al mayor desempleo y más pobreza que ha generado la crisis y que a escala global ya se siente una especie de temor, xenofobia y movilizaciones populares que podrían llegar a los grandes centros del capitalismo.

No podemos reivindicar a un sistema que genera estas crisis ensordecedoras, afirmó, llegó el momento de retomar el proyecto socialista y buscar una sociedad de justicia, democracia e igualdad.

Otros panelistas fueron Jan Kregel, de Estados Unidos, quien abogó porque la respuesta a la crisis tiene que ser representativa e incluir a todos los países y pueblos del mundo, en tanto Christian Ghymers, de Bélgica, intentó dar "una visión europea" de la actual crisis que "no se limita a una recesión tradicional de tipo coyuntural" y cuya imagen es la de un "tsunami, que nació en los Estados Unidos y que nos invade a todos".

Las intervenciones motivaron criterios coincidentes o no con los ponentes. Eric Toussaint, presidente del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, también de Bélgica, manifestó su desacuerdo con que pudiera culparse a las víctimas por la entrada en esta crisis.

Por su parte, Samir Amin, presidente del Fórum del Tercer Mundo, sostuvo que lo que hoy trata de hacer el sistema es restaurarlo a como estaba antes. Sin embargo, "hemos pasado a una nueva etapa del capitalismo que es obsoleto como sistema", aseguró el reconocido profesor egipcio.

A Amin correspondió iniciar la segunda parte de la sesión con su conferencia "¿Crisis financiera? ¿Crisis sistémica?", quien comentó las últimas crisis del sistema capitalista hasta la actual, señalando que hoy enfrentamos el mismo reto en una dimensión más dramática y severa.

En su exposición refirió los efectos en el sector energético, el cambio climático, los alimentos, el ataque a las economías agrícolas en beneficio de los agronegocios.

También intervino Pedro Páez, presidente de la Comisión Técnica Presidencial para la configuración de los componentes de la Arquitectura Financiera Internacional, de Ecuador, quien hizo una amplia exposición sobre el origen del fenómeno, la vulnerabilidad del sistema capitalista y al papel de los movimientos sociales en la búsqueda de soluciones, entre otros temas.

La última conferencia en esta primera jornada de Globalización 2009, estuvo a cargo de Alí Rodríguez, titular venezolano de Economía y Finanzas, quien la comenzó con algunas consideraciones sobre los severos trastornos de la economía de Estados Unidos desde los años 50, en que empezó a experimentar una declinación sostenida en la producción de bienes, hasta la crisis financiera actual, devenida crisis económica global, y a sus efectos sociales.

Hoy por la mañana se laborará en comisiones, anunciándose para la plenaria de la sesión vespertina, la conferencia magistral que impartirá su excelencia José Manuel Zelaya Rosales, presidente de la República de Honduras.