Bambú en Pinar del Río

Bambú en Pinar del RíoPor su diversidad de empleos en sectores de la economía, la provincia más occidental del país acometerá un programa de fomento del cultivo del bambú, una de las plantas maderables de más rápido crecimiento.
   
A las gestiones de la Delegación del Ministerio de la Agricultura  en el territorio, se prevé la suma de un proyecto con una duración de cerca de tres años, que contará con financiamiento de organizaciones no gubernamentales de Suiza y la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales.   
   
En Pinar del Río la gramínea se empleará en la construcción de viviendas, producción de tableros prensados y en la confección de muebles, en concordancia con las variedades por plantar, en tanto proseguirán los estudios en busca de nuevas aplicaciones.
   
Por esas razones extenderán su siembra a los municipios de  La Palma, Viñales, Bahía Honda, Minas de Matahambre y Pinar del Río.
   
Ideal para la protección de las franjas hidrorreguladoras, presas y micropresas, el pasado año  7,3 hectáreas recibieron las simientes en Vueltabajo, con 21 mil 700 plantas, que se caracterizan por su largo tallo hueco y son  propias de regiones tropicales y subtropicales, abundantes en América Latina y África.
   
Muchos especialistas identifican al bambú como el acero y la madera del siglo XXI y, además, inscriben a sus ventajas las de ser  gran productor de oxígeno y fijador de dióxido de carbono, para bien del medio ambiente.
   
De acelerado crecimiento, puede alcanzar hasta 15 centímetros por día y, según los expertos, en sus primeros meses de vida es permitido su empleo por el hombre como fuente de alimento.
   
En algunas provincias cubanas, en particular las del oriente, lo utilizan en la fabricación de muebles de calidad a partir de modernas tecnologías.