Escandalo de espionaje centra atención de Colombia

Escandalo de espionaje centra atención de ColombiaBogotá, 23 feb .- Colombia amanece hoy pendiente del escándalo por las interceptaciones a decenas de personalidades llevadas a cabo durante meses por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

Para esta tarde está prevista una reunión de los 23 magistrados de la Corte Suprema de Justicia, para pronunciarse sobre el espionaje a varios de los más destacados miembros de ese cuerpo.

Además es posible que se conozca de la salida de más funcionarios de ese organismo de inteligencia, vinculado directamente a la Presidencia de la República.

Este factor aumenta la gravedad del hecho, pues en medios políticos y sociales se insiste en la responsabilidad que atañe al presidente Alvaro Uribe y al gobierno.

La víspera rodó la primera cabeza con la renuncia del subdirector de contrainteligencia del DAS, capitán Jorge Alberto Lagos.

El director de ese organismo, Felipe Muñoz, informó que la dimisión fue aceptada de inmediato, aunque advirtió que no se ha comprobado aún que Lagos haya cometido algún delito.

Es posible que haya más defenestrados, pues Muñoz dijo que sobre su escritorio tiene las renuncias de todos los directivos de primera línea del organismo, pero que se irán tomando decisiones paulatinamente.

Muñoz anunció también la creación de un comité técnico que revisará el proceso de inteligencia y contrainteligencia dentro del DAS, formado por miembros de los cuerpos de inteligencia y contrainteligencia de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

Añadió que ya concluyó una primera etapa del trabajo de los especialistas del Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía General, en la revisión de las salas de interceptación del organismo.

Los agentes del CTI ocuparon el domingo por la mañana las instalaciones del DAS para intentar investigar el caso por el espionaje electrónico y telefónico.

La labor del CTI se centra en principio en un registro minucioso de las oficinas internas y externas del DAS en lo concerniente a comunicaciones telefónicas, electrónicas e incluso satelitales, según informó el Fiscal General, Mario Iguarán.

El director del DAS pidió a la población y a los medios de prensa que si tienen alguna denuncia sobre estos hechos la pongan en conocimiento de las autoridades.

El escándalo por las interceptaciones fue destapado por la revista Semana en el número que circuló la víspera, en un acucioso artículo con testimonios de varios funcionarios del DAS.

Estos revelaron los nombres de decenas de personalidades espiadas durante mucho tiempo, y hasta las tarifas ofrecidas por los interesados en pinchar correos electrónicos y teléfonos.

Entre los espiados figuran reconocidos magistrados, políticos de oposición, generales de la República, fiscales y hasta algunos miembros del gobierno.

El espionaje incluye a los directores de Caracol Radio, la revista Semana, la W Radio, Noticias UNO y el columnista del diario El Espectador Ramiro Bejerano, muy contestatario del gobierno.(PL)