Reporta Camagüey significativo crecimiento en acopio de miel de abeja

Reporta Camagüey significativo crecimiento en acopio de miel de abejaCamagüey, 3 ene.- Los apicultores de la provincia de Camagüey cerraron 2011 con un crecimiento del 60 por ciento en la producción de miel de abeja, al completar 460 toneladas del producto de origen animal.

Omelio Barba, director del establecimiento en el territorio de la Empresa Apícola Nacional, informó que ese registro a la vez significó rebasar la cantidad fijada en el plan anual en 80 toneladas.

De acuerdo con las cotizaciones actuales en el mercado internacional, la exportación de lo logrado en Camagüey a clientes europeos implicaron ingresos para la economía cubana del orden del millón 200 mil dólares.

Con 126 apicultores, la mayoría en cooperativas campesinas y otros en cuatro Unidades Básicas de Producción Cooperativa, el territorio mantiene en los últimos cuatro años un crecimiento sostenido en el numero de colmenas, que en 2011 llegó a las mil 200.
En total en este momento están en explotación más de 11 mil 700 apiarios, agregó Barba.

Carlos Rondón, uno de los apicultores destacados de la provincia, señaló que unido a la aplicación de la tecnología adecuada en la cría de las abejas, la higiene y el buen estado de salud, fue fundamental contar con abejas reinas para su sustitución en los colmenares.

Eso dio seguridad para avanzar hacia la obtención de mucha miel, además del considerable aumento en el precio de compra por el Estado, de la miel de primera calidad expresó.

En 1983 el territorio consiguió mil 080 toneladas con 20 mil colmenas, la mayor cosecha hasta ahora.

La proyección de la provincia, sexta en potencial de producción en Cuba, es llegar a las mil toneladas en 2016 y por ello resulta necesario seguir creciendo en los apiarios.

Rica en sales minerales, hierro, fósforo, calcio y vitaminas, la miel posee cualidades como antioxidante y depurativa, y energético como alimento que se digiere con facilidad, no irrita al sistema digestivo ni daña los riñones, según la literatura.

Cada año se comercializan en el mundo entre 300 mil y 400 mil toneladas, y los mayores productores son China, Argentina y México. (Lucilo Tejera Díaz /AIN)