Rebeldes libios preparan asalto a bastión de El Gadafi

Rebeldes libios preparan asalto a bastión de El Gadafi Trípoli, 4 sep .- Líderes rebeldes afirmaron hoy que sus fuerzas están preparadas para asaltar Bani Walid, ciudad que junto con Sirte y Sabha son los tres bastiones de Libia aún en poder de los leales a Muamar El Gadafi.

El ataque podría ocurrir en las próximas horas, según adelantó la jefatura del Consejo Nacional de Transición (CNT), la instancia opositora que condujo la sublevación armada contra el gobierno libio con apoyo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Inicialmente, los alzados habían ampliado una semana más, a partir del sábado, el ultimátum a los jefes tribales de Bani Walid y Sirte para que se rindieran y evitaran la ofensiva militar, pero la posición irreductible de esas localidades podría precipitar los enfrentamientos.

De hecho, los insurgentes estrecharon el cerco militar a Bani Walid, unos 150 kilómetros al sureste de Trípoli, luego que el portavoz de El Gadafi, Moussa Ibrahim, desmintió que hayan sostenido conversaciones o alcanzado un acuerdo de sometimiento.

Ibrahim aseveró que las poderosas tribus seguían todavía leales a El Gadafi, quien desde hace más de una semana permanece en paradero desconocido al igual que dos de sus hijos y otros colaboradores, pero emitió un mensaje instando a luchar contra la agresión foránea.

"Bani Walid (en pleno desierto) es la mayor ciudad que alberga a una de las tribus más grandes de Libia (la Warfalla que integran un millón de los seis millones de libios) y ha declarado su lealtad al líder, y rechaza toda posición de negociar con el CNT", remarcó el vocero.

Por su lado, el portavoz militar de los insurgentes, Mahmoud Abdul Aziz, comentó a reporteros occidentales que habían perdido la paciencia para seguir esperando una hipotética rendición.

"Ellos no tienen fuerzas y nuestra moral es alta. Hoy en la noche o mañana en la mañana vamos a abrir Bani Walid, vamos a atacar", acotó en contraste con la alegada voluntad negociadora del jefe del CNT, Mustafa Abdel Jalil, quien dijo ayer en Benghazi que darían espacio al diálogo.

Sin embargo, Abdel Jalil insistió en recabar apoyo de la OTAN para proseguir por todo el país la cacería de El Gadafi, de quien señaló que "su captura o muerte es esencial para que el liderazgo del CNT pueda dar por acabado el conflicto".(PL)