Gobierno de EE.UU. enfrentará dificultades esta semana

Gobierno de EE.UU. enfrentará dificultades esta semanaWashington, 8 ago .- El gobierno de Estados Unidos enfrenta desde hoy una semana de agitación política y económica tras recientes noticias sobre su descalificación crediticia, el estancamiento del mercado laboral y las insistentes críticas republicanas. En el ámbito internacional, sobre todo en la comunidad de aliados de Washington, también se percibe preocupación.

El Banco Central Europeo se reunió en forma extraordinaria el domingo para evaluar las potenciales repercusiones de la situación financiera estadounidense. Operadores de los mercados bursátiles más importantes en el mundo mantienen los dedos cruzados a la espera de la reacción este lunes de los índices en Wall Street, que se prevé marquen el ritmo de la volatilidad en las restantes plazas accionarias.

Trascendió además que el grupo de países del G-20 organizó una conferencia telefónica para abordar, entre otros asuntos, la degradación del título crediticio de Estados Unidos por parte de la influyente agencia consultora Standard & Poor's (S&P).

Asimismo, los inversores estadounidenses esperan señales del Comité de Política Monetaria de la Reserva Federal, que se reunirá mañana martes para decidir si mantiene (o no) las directrices actuales sobre tasas de interés y el inventario de liquidez en la economía.

El fin de semana el presidente Barack Obama calificó como una "urgente misión" la necesidad que tiene Estados Unidos de crear empleos y acelerar el crecimiento económico.

En la tradicional alocución sabatina desde la Casa Blanca, el mandatario felicitó al Congreso por aprobar la legislación para controlar la deuda, pero remarcó que ahora el plan prioritario es ordenar la estructura financiera.

Republicanos y demócratas deben coordinar esfuerzos con urgencia en el Capitolio para ayudar a familias estadounidenses a encontrar trabajos, subrayó el gobernante, un día después que reportes oficiales refirieran un alto nivel de desempleo en la nación.

Según indicó un boletín del Departamento del Trabajo, el número de personas actualmente desocupadas en Estados Unidos (13,9 millones) y la tasa total de paro (9,1 por ciento) apenas registraron cambios en el mes de julio.

El representante republicano Michael Grimm criticó al gobierno de Obama por lo que llamó un sistema de excesivos gastos federales, regulaciones e impuestos patrocinados desde la Casa Blanca.

Grimm exhortó al Ejecutivo a respaldar una enmienda para balancear el presupuesto gubernamental y restringir las políticas de estímulos económicos, que han fallado -dijo- en su objetivo primordial de crear empleos.

El pasado viernes, y por primera vez desde 1941, la firma S&P borró a Estados Unidos de la lista de estados sin ningún riesgo crediticio, una merma en el prestigio de Washington con amplia significación simbólica y práctica.(PL)